Luego de su primer triunfo al mando de Tomás Boy, Cruz Azul tiene la consigna de mantener sus aspiraciones de calificar a la liguilla, cuando este sábado reciba la visita de Tiburones Rojos de Veracruz a las 17:00 horas.

En duelo correspondiente a la fecha 15 del Torneo Apertura 2015 de la Liga MX, al cuadro celeste no le sirve otro resultado más que sumar los tres puntos, pues de lo contrario, podría comenzar a despedirse de toda posibilidad de calificar.

Con casi un mes de no poder volver a disfrutar las mieles del triunfo luego de dar cuenta de Pumas de la UNAM 2-0, tiene la obligación de salir por el resultado y darle a su afición una nueva alegría de sumar como local y de mantener las esperanzas.

El sueño de poder alcanzar todavía la liguilla es tangible con sus 15 puntos en la posición general 15, por lo que está obligado a salir con todo para sumar de a tres y comenzar a mirar hacia arriba por un lugar en zona prometida.

Pero la encomienda no se antoja nada fácil ya que el cuadro jarocho viene de sumar un triunfo motivador al dar cuenta 3-2 de Diablos Rojos de Toluca y tratará de mantener esa racha para evitar salir del lugar de privilegio que ocupa en la tabla.

Para mantenerse en ese lugar de liguilla, la escuadra que dirige Carlos Reinos deberá trabajar mucho en el aspecto defensivo ya que su arquero Édgar Hernández cometió errores que si bien no les costaron en el último partido, si son para preocupar.

La escuadra jarocha está en el séptimo lugar de la clasificación y no quiere salir del club de los ocho mejores del torneo para alcanzarla fiesta grande del futbol mexicano, por lo que llegará dispuesto a complicarle las cosas al cuadro celeste.

NOTIMEX