El boxeador mexicano-estadunidense Jessie Vargas se perfila como el oponente de Manny Pacquiao en el regreso del filipino a la actividad, que sería para el 5 de noviembre próximo.Luego de anunciar su retiro tras vencer a Timothy Bradley el pasado mes de abril y así dedicarse por completo a su carrera política, en julio comenzó a manejarse un posible retorno del “Pacman”.

El promotor Bob Arum aseveró en días pasados que tiene apartada la fecha del 5 de noviembre para el retorno de Pacquiao, al que visitará la próxima semana en Filipinas para cerrar detalles rumbo a la pelea que seguramente será con Jessie.

“Pacquiao ha tomado su decisión, es Vargas”, dijo Eric Pineda, gerente de negocios de Pacquiao, al sitio filipino “Spin.ph”, lo que se podría confirmar en los próximos días.

Incluso, el campeón welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) señaló en sus redes sociales que espera la confirmación de la pelea, para la cual prometió “una estupenda actuación que provocará una pelea espectacular”.

Según el diario “Los Angeles Times”, el asesor de Pacquiao, Michael Koncz, confirmó que Jessie Vargas es el elegido para la pelea de noviembre, misma que podría realizarse en Las Vegas o en Dubái, lo que se definirá la próxima semana.

NTX