El suizo Joseph Blatter, presidente de la FIFA suspendido temporalmente durante 90 días, ha asegurado hoy que el pago que hizo al dirigente francés Michel Platini y que ha provocado la decisión del Comité de Ética de la FIFA de suspender a ambos por el mismo periodo fue por un “acuerdo de caballeros”.

“Era un contrato que yo tenía con Platini, un acuerdo de caballeros, y eso fue lo que pasó”, señaló Blatter, que hizo sus primeras declaraciones ocho días después de ser suspendido en una entrevista con la cadena suiza RROTV.

En la misma, explicó que para el mencionado pago de dos millones de francos suizos (unos dos millones de dólares), que investiga la justicia suiza, no hubo contrato escrito, pero aseguró que todo “se hizo siguiendo las reglas”.

Blatter, de 79 años, admitió que la suspensión que le ha impuesto el Comité de Ética ha supuesto “un shock” para él; dijo que no comprende por qué no puede entrar en su despacho en la sede de la FIFA en Zúrich y rechazó haber sido condenado de antemano por los medios de comunicación.

El mandatario suizo, que ha ocupado la presidencia de la FIFA desde 1998, dijo estar “bien, aunque sea un momento difícil” y reconoció que está aprovechando este tiempo “para reflexionar”.

El Comité de Ética de la FIFA sancionó a Blatter y Platini el pasado día 8, durante 90 días, después de conocerse que la Fiscalía Suiza investiga al primero, presidente de FIFA desde 1998, por sospechas de gestión desleal y abuso de confianza.

Entre los cargos contra Blatter figura “un pago desleal” de dos millones de francos (unos dos millones de euros al cambio de hoy) a Platini “en perjuicio de la FIFA”.

Según la Fiscalía suiza el dinero estaba destinado “supuestamente” a trabajos hechos entre 1999 y 2002, aunque el pago fue realizado en 2011.

Tanto Blatter como Platini han recurrido su sanción ante el Comité de Apelación de la FIFA.

El mismo día de las suspensiones, Michel Platini, que preside la UEFA desde 2007 y es vicepresidente de FIFA desde entonces, formalizó su candidatura a las elecciones presidenciales de FIFA previstas para el 26 de febrero próximo.

El jueves, el camerunés Issa Hayatou asumió el cargo de presidente interino de la FIFA, en su condición de vicepresidente senior, y el comité Ejecutivo de la UEFA y las 54 asociaciones que la forman respaldaron a Michel Platini y pidieron una rápida resolución de su caso.

Ante la suspensión del dirigente galo el español Ángel María Villar es quien debe actuar como presidente, por ser el primer vicepresidente, pero no asumirá el cargo interinamente.

 

EFE