Agradecido por la oportunidad de despedirse del equipo de sus amores en un partido oficial, Cuauhtémoc Blanco afirmó que este fue el mejor regalo que pudo haber recibido y compartido con la afición del América.“Hay manifestación o qué”, fueron las primeras palabras que dio el tres veces mundialista, cuando tomó el micrófono sin aceptar peguntas.

“Antes que nada buenas noches, solo quiero decir que me voy muy contento y feliz por la oportunidad de haber jugado un partido oficial, agradecer a Emilio Azcarraga, a la directiva por esta oportunidad, a la afición por el apoyo que siempre me brindaron”, dijo.

Agradeció también a su familia, “a mis amigos que estuvieron conmigo en las buenas y las malas, y a ustedes también porque al final de cuentas era yo el que tenía mucha bronca”.

“Me voy feliz, la verdad que estoy muy contento, agradecido con toda la gente que me vino a ver y a ovacionar, a mis compañeros que me dieron chance de jugar un rato con ellos, no era una cascarita, me prepare, hice lo que mejor pude durante los 36 minutos que jugué. Muchas gracias”, expresó.

NTX