El Real Betis logró un triunfo por 1-0 que le deja con la permanencia en el bolsillo, aunque sufrió mucho ante la UD Las Palmas, rival que llegó al Villamarín con los deberes hechos y que jugó desde los últimos minutos de la primera parte con diez jugadores por la expulsión del central Aythami Artiles.

Los locales no despejaron las dudas hasta el tramo final del encuentro, cuando el delantero holandés Ricky Van Wolfswinkel, que había salido en la segunda parte, logró el tanto.

Se notó desde el inicio que ambos equipos se habían quitado ya casi toda la presión en este curso al tener virtualmente asegurada la permanencia una campaña más en la máxima categoría.

El entrenador de los canarios, Quique Setién, además, ya había anunciado que seguiría con rotaciones para ver a jugadores con menos minutos y así dejó sin convocar a algunos como Roque Mesa y Jonathan Viera, habituales titulares.

El preparador del Betis, Juan Merino, tampoco quiso forzar desde el inicio al rápido extremo belga Charly Musonda, que se quedó en el banquillo, y no citó a dos jugadores como los laterales titulares, Martín Montoya y el peruano Juan Vargas, a los que pretende recuperar completamente para el derbi del próximo domingo en el Ramón Sánchez Pizjuán ante el Sevilla.

Se vio un partido sin demasiada presión en el centro del campo, con mucho toque de balón en los dos equipos pero sin demasiada profundidad aunque a los dieciocho minutos al canario Rubén Castro, goleador de los béticos, se le anuló por fuera de juego un tanto tras pase de una de las novedades del choque, el argelino Foued Kadir.

El conjunto hispalense, no obstante, creó mas peligro con balones al área y así empezó a tomar el mando conforme avanzó el partido en su primera mitad, que acabó con Las Palmas con diez jugadores al ver el central Aythami Artiles dos tarjetas amarillas en nueve minutos (32 y 41) por sendas faltas.

Quique Setién dejó en el vestuario en el descanso a uno de sus jugadores creativos, Pedro Tanausú ‘Tana’, por el defensa David Simón con la intención de paliar la ausencia del expulsado.

Merino pronto hizo ingresar a Musonda y a Álvaro Cejudo para dar mas opciones al ataque de los suyos y después a Van Wolfswinkel debido a que el Betis, pese a jugar con superioridad numérica, no encontró los huecos para superar el entramado defensivo amarillo.

Se entró al último cuarto de hora del encuentro con el equipo local volcado sobre el área de los insulares pero sin la claridad necesaria hasta que Van Wolfswinkel pudo superar al meta Raúl Lizoain cuando se cumplía el minuto 83, lo que ya definitivo.

– Ficha técnica:

1 – Real Betis: Adán; Molinero (Cejudo, m.57), Pezzella, Bruno, Varela (Van Wolfswinkel, m.66); N’Diaye, Petros; Kadir (Musonda, m.53), Dani Ceballos, Joaquín; y Rubén Castro.

0 – UD Las Palmas: Raúl Lizoain; David García, Aythami, Bigas, Garrido; Vicente Gómez; Nili (El Zhar, m.69), Tana (David Simón, 46), Montoro, Momo (Hernán, m.80); y Willian José.

Gol: 1-0, M.83: Van Wolfswinkel.

Árbitro: Iñaki Vicandi Garrido (Comité Vasco). Expulsó por dos tarjetas amarillas al jugador de la UD Las Palmas Aythami (m.32 y 41). Además, amonestó al visitante Willian José (m.68) y al local Cejudo (m.80).

Incidencias: Partido de la trigésima cuarta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Benito Villamarín ante algo más de treinta mil espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones