Cristiano Ronaldo ya no es un futbolista intocable en el Real Madrid.

Y es que el técnico francés Zinedine Zidane, sustituyó al astro portugués al minuto 71 del encuentro ante Las Palmas, cuyo marcador terminó en un empate 2-2.

El cambio sacó de quicio al jugador, quien estuvo muy desacertado.

“No, no, no”, repetía el delantero del Real Madrid.

Mientras se retiraba, miró el marcador del estadio. Después dejó su sitio a Lucas Vázquez y saludó a Zidane sin mirarlo a la cara.

Ya en el banquillo, el portugués se desfogó con un ayudante de Zizou.