El delantero del Real Madrid Karim Benzema intentó convencer a su compañero de la selección francesa Mathieu Valbuena que evitara la difusión de un vídeo sexual suyo no para acallar el posible escándalo sino por una cuestión “de orgullo”, señala hoy el diario deportivo “L’Équipe”.

El rotativo publica prácticamente íntegra la conversación que Benzema mantuvo con su amigo de infancia Karim Zetami, también imputado en el caso, en la que le relata la charla con Valbuena y de la que la emisora “Europe 1” avanzó ayer algunos extractos.

El intercambio fue registrado por los investigadores del caso, y deja constancia de los intentos de Benzema para que Valbuena negociara con los chantajistas que decían tener un vídeo sexual suyo en el que éste aparece con su pareja.

“Le dije: si es por el escándalo, si es solo por el escándalo, y has advertido a tu familia y les da igual, bah, deja que salga”, señala Benzema en parte de la grabación, poco después de que en otro momento señalara que en el fondo no es una cuestión de “ruido” mediático, sino de “orgullo”.

El jugador preguntó a Valbuena si no le importaba que su padre y su madre vieran a su mujer “o a quien fuera”, y le aseguró que en esa grabación se ve “todo”, incluidos sus tatuajes.

“Le dije: (Cissé) ¿qué hizo? Me dijo: pagó. Le dije: y el vídeo, ¿salió o no? Me dijo que no”, continúa Benzema según la transcripción de “L’Équipe”, en la que el futbolista le da su palabra de que solo hay una copia de ese filme.

El delantero del Real Madrid le comenta que no sabe de dónde ha salido el vídeo ni qué quieren los chantajistas, y que su papel se limita a avisarle y aconsejarle.

“Ahora mi amigo (Zenati) toma el relevo. Es él quien conoce a la persona. Tu vídeo solo lo tiene una persona. Yo no la conozco, pero mi amigo sí”, apunta Benzema al contarle a Zenati la conversación que mantuvo con Valbuena, en la que le comentó que, de estar en su lugar, él pagaría la cantidad demandada y lo haría por su familia.

Benzema le pidió además que no implicara a nadie: “Le dije: Escucha tío, nada de intermediarios, de abogado, de amigo, de agente, de policía. (…) Si quieres que el vídeo sea destruido, mi amigo vendrá a verte a Lyon. Te las arreglas directamente con él y hablas con él, no envías a nadie”.

El futbolista del Madrid, que ayer informó de que va a denunciar a “Europe 1” por violación del secreto de instrucción, está imputado desde el pasado jueves por “complicidad de chantaje” y “participación en asociación de malhechores para cometer un delito penado con al menos 5 años de prisión”.

Por otra parte, Valbuena decidió ayer también constituirse en parte civil, lo que le dará acceso al caso, y está previsto que comparezca esta semana ante el juez de instrucción y dé su versión sobre lo sucedido.

 

EFE