El Benfica hizo oficial hoy la venta al Bayern de Múnich del joven centrocampista Renato Sanches, de 18 años, a cambio de 35 millones de euros más objetivos, uno de los traspasos más elevados de su historia.

El club portugués anunció la transferencia a través de un comunicado enviado a la Comisión del Mercado de Valores lusa (CMVM), a la que está obligado a informar debido a su condición de empresa cotizada.

El joven futbolista de las “águilas”, que comenzó la temporada en el filial del Benfica, deslumbró con sus actuaciones en el primer equipo y se convirtió en titular indiscutible.

Muy fuerte físicamente y con una gran capacidad para abarcar todo el campo, era seguido desde hace meses por los grandes de Europa y en Portugal ya se especulaba con una venta multimillonaria de cara a la próxima temporada.

El acuerdo alcanzado por el conjunto lisboeta y el Bayern de Múnich incluye diferentes cláusulas que pueden elevar el traspaso en 45 millones de euros más, hasta los 80 millones, “en función de objetivos”.

El club bávaro confirmó el fichaje en un comunicado en el que señala que Sanches superó ayer con éxito el examen médico y ha firmado hasta el 30 de junio de 2021.

Sanches es un centrocampista “dinámico, luchador y muy técnico” al que el Bayern “ha estado observando desde hace tiempo”, aseguró Karl-Heinz Rummenigge, presidente del consejo directivo del conjunto muniqués.

Además, Rummenigge se mostró satisfecho porque la joven promesa portuguesa se ha comprometido con el Bayern a pesar del interés que despertaba en otros grandes clubes europeos.

El vicepresidente del Bayern, Jan-Christian Dreesen, indicó por su parte que el contrato contempla además varias bonificaciones si al jugador si recibe el Balón de Oro o se le incluye en el once ideal de la FIFA.

 

EFE