Un “balde de agua helada” recibieron Benfica y el delantero mexicano Raúl Jiménez en el derbi de la capital portuguesa, donde sucumbieron 3-0 ante su odiado rival Sporting de Lisboa, esto ante la desilusión del estadio Da Luz.
Con motivo de la octava jornada en la Liga de Portugal, los “encarnados” pagaron muy caro las distracciones del primer tiempo, pues en dicho lapso recibieron la tercia de anotaciones y, para colmo, este resultado permitió que los “leones” se catapultaran al liderato provisional.
Los festejos “blanquiverdes” fueron obra del colombiano Teófilo Gutiérrez (9’), ex jugador de Cruz Azul y de River Plate, del argelino Islam Slimani (21’) y del experimentado costarricense Bryan Ruiz (36’).
Del lado de las “águilas”, al timonel Rui Vitória le falló la estrategia de empezar con el ariete griego Konstantinos Mitroglou sentado en el banquillo, a quien mandó al campo hasta el minuto 77, pero su esfuerzo ya fue en balde.
En cambio, su apuesta ofensiva fue alinear como titular al tridente compuesto por el ex del Atlético de Madrid, el brasileño Jonas y Gonçalo Guedes, éste último fue el único que no completó el juego, pues le cedió su posición al zurdo helénico.
A causa de este descalabro, Benfica se rezagó con 12 unidades en el octavo peldaño de la tabla general y como consuelo está el hecho de que debe un partido contra Uniao Madeira, el cual se suspendió hace unas semanas por condiciones climáticas adversas.
En contraparte, el Sporting asaltó el lugar de honor en la clasificación con cosecha de 20 puntos y sólo podría perder ese privilegio si Porto se impone en casa al Braga esta tarde.
Para recuperar ánimos, el próximo compromiso para Jiménez Rodríguez y sus compañeros luce sencillo, pues les tocará visitar al modesto Tondela, que ocupa la antepenúltima casilla, este viernes 30 de octubre.
NTX