El exfutbolista inglés David Beckham llegó de manera sorpresiva a Buenos Aires para filmar un documental en uno de los barrios más pobres de la ciudad.

El ídolo permaneció sólo un día en Argentina, ya que vino exclusivamente a grabar parte de un trabajo producido por la cadena británica BBC y visitó durante dos horas una “villa”, como se denominan los asentamientos irregulares en el país sudamericano.

Ahí, Beckham jugó con niños y jóvenes un partido de fútbol en medio de un fuerte operativo de seguridad, ya que se temían alborotos si los medios descubrían su presencia.

El exjugador se despidió después de fotografiarse con los vecinos y firmarles fotografías, y después sólo se le vio comiendo en una parrilla del elegante barrio de Palermo.

Beckham filmará siete partidos en siete países distintos, el último de los cuales se realizará en el estadio Old Trafford, del Manchester United y que será a beneficio del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

NTX