El Comité de Ética de la FIFA ha confirmado este miércoles que el presidente de la Federación Española (RFEF), Ángel María Villar, ha sido objeto de una investigación y que el procedimiento ya está en manos de la cámara de resolución del mismo, igual que el del alemán Franz Beckenbauer.

En un comunicado, la FIFA anuncia ambos procedimientos, pero no facilita los motivos que han llevado al inicio de los mismos, y señala que “por razones procedimentales no va a desvelar otros nombres” que sean objeto de investigación en estos momentos.

Villar, como vicepresidente primero de la UEFA, ocupa el cargo en sustitución del francés Michel Platini, presidente suspendido temporalmente. Vicepresidente también de la FIFA, este martes fue nombrado responsable del Comité Organizador del Mundial de Rusia 2018.

La FIFA sí anuncia en el mismo texto la apertura formal de investigaciones por parte de la Cámara de Instrucción del Comité de Ética tanto al suizo Joseph Blatter como al francés Michel Platini, ambos ya suspendidos durante 90 días por el Comité de Disciplina.

Las investigaciones se centran en el pago de dos millones de francos suizos que el primero hizo al segundo en febrero de 2011, hecho que también investiga la justicia suiza, según confirma.

“La cámara de investigación del Comité de Ética hará todo lo que esté en su mano para asegurar que la cámara de resolución de éste, presidida pr Hans-Joachim Eckert, pueda tomar una decisión dentro de los 90 días de suspensión (que empezaron el 8 de octubre de 2015) de los dos oficiales”, añade el comunicado.

La FIFA hace esta precisión un día después que el comité electoral encargado de validar las candidaturas a las elecciones presidenciales del 26 de febrero explicara que las presentadas por personas sancionadas, aunque sea provisionalmente como es el caso de Platini, “no serán procesadas” mientras la sanción esté vigente.

En caso de que la suspensión se levante o expire antes de las elecciones del 26 de febrero, el Comité Electoral decidiría, en el momento respectivo, “cómo proceder con el candidato relacionado”.

Igualmente la FIFA ha certificado el expediente abierto al suizo Jerome Valcke, secretario general suspendido también durante 90 días, ante las sospechas de mal uso de fondos e incumplimiento de la normativa, así como los incoados a Worawi Makudi (TAI), Jeffrey Webb (Islas Caimán), Ricardo Teixeira (BRA), Amos Adamu (NIG), Eugenio Figueredo (URU) y Nicolás Leoz (PAR).

Los seis últimos están incluidos en la investigación del FBI por posibles casos de corrupción en la FIFA, que llevó a la detención de siete de sus dirigentes el pasado mayo en Zúrich antes del Congreso de la organización.

Makudi está suspendido durante 90 días y se le investiga por haber posible falsificación de documentos durante su elección al frente de la Federación de Tailandia.

Webb, detenido en Zúrich en mayo, aceptó ser extraditado a Nueva York, donde se declaró no culpable de los cargos que se le imputan y quedó en libertad bajo una fianza de 10 millones de dólares.

Adamu, que formó parte del Comité Ejecutivo de la FIFA, ya fue inhabilitado durante un año en 2010 por pedir dinero a cambio de su voto en la elección de las sedes de los Mundiales de 2018 y 2022, concedidos a Rusia y Catar, respectivamente.

Figueredo, vicepresidente de FIFA y miembro del Ejecutivo, también fue detenido acusado de aceptar sobornos de una empresa de comercialización deportiva de Uruguay por varios millones de dólares por la venta de los derechos de la Copa América en 2015, 2016, 2019 y 2023. El pasado 17 de septiembre fue autorizada su extradición a Estados Unidos.

Leoz, que presidió la Confederación Sudamericana (CONMEBOL) durante más de 30 años, está en prisión domiciliaria en Asunción desde que fue acusado de ser parte de una trama de corrupción.

El 27 de agosto un juez paraguayo rechazó su petición de archivar su proceso de extradición, pedida por Estados Unidos.

Teixeira, que dirigió la Confederación Brasileña entre 1989 y 2012, está investigado en su país por presuntos delitos de lavado de dinero, evasión de divisas y falsificación de documento público.

“Bajo del Código Ético de la FIFA y ante la presunción de inocencia, la cámara de investigación examinará por igual todas las circunstancias de los casos. Se presume que todas las partes son inocentes hasta que haya una decisión de la cámara de resolución”, señala el comunicado de la FIFA. EFE