El exinternacional alemán Franz Beckenbauer se declaró hoy conmocionado por la muerte de Johan Cruyff, de quien dijo que no sólo había sido un amigo suyo sino algo así como un hermano para él.

“Estoy conmocionado. Johan Cruyff ha muerto. No sólo era un amigo, sino un hermano para mí”, dijo Beckenbauer a través de su cuenta de twitter.

Cruyff y Beckenbauer fueron dos de las principales figuras del fútbol europeo en la primera mitad de los años setenta, el primero como símbolo del Ajax y de la legendaria “Naranja mecánica” holandesa y el segundo como icono del Bayern y de la selección alemana.

Cada uno de ellos ganó tres veces la Copa de Europa con sus respectivos clubes. A nivel de selecciones, Beckenbauer tuvo la mejor parte ganando la Eurocopa en 1972 y el campeonato del mundo en 1974.

“Johan era mejor jugador que yo pero yo fui campeón del mundo”, suele bromear Beckenbauer.

 

EFE