El Bayern Múnich viajó este jueves a Berlín, donde el sábado disputará la final de la Copa de Alemania contra el Borussia Dortmund, con la misión de despedir con el doblete a Pep Guardiola y a todos los que dejarán el equipo.

“Queremos darle una buena despedida al entrenador y a su equipo y a todos los que nos dejaran al final de temporada y para ello queremos el doblete”, dijo el capitán Philipp Lahm antes de partir hacia Berlín. “Podemos convertir una buena temporada en una muy buena”, agregó.

El Dortmund viajará este viernes a Berlín donde, al igual que el Bayern, realizará el último entrenamiento antes de la final.

El Bayern viajó con Xabi Alonso, que se perdió el último partido de la Bundesliga por un golpe en la costilla, y Javi Martínez, que tenía problemas en un tobillo.

Arjen Robben y Holger Badstuber, ambos lesionados, no estarán en la convocatoria y no viajaron hoy pero, según el Bayern, estarán mañana en el Estadio Olímpico para acompañar al equipo. EFE