El Bayern Múnich espera ganar este viernes ante el Eintracht Frankfurt, en su visita al estadio Commerzbank-Arena, para continuar como líder, en la décimo primera jornada de la Bundesliga, antes del duelo de la Champions League, el próximo miércoles, frente al Arsenal.

Bayern Múnich visita a un equipo situado en la mitad de la tabla -en el sitio 12 con doce puntos-, que buscará festejar con sus aficionados, después de caer 1-0 este martes en la Copa de Alemania ante el Aue, un equipo de tercera división.

Por su parte, Bayern Munich ha disputado cinco partidos en dos semanas y se anotó una nueva victoria, al demostrar su superioridad y eliminar al Wolfsburgo (3-1), este martes.

Se prevé que el técnico Josep Guardiola haga cambios en el equipo, sobre todo en la parte ofensiva en la que el equipo bávaro destaca, con 33 goles en las 10 primeras jornadas de la Bundesliga.

El Bayern podría guardar a sus mejores jugadores para el encuentro del próximo miércoles ante el Arsenal en el Allianz Arena, en donde buscará reivindicarse de la derrota 2-0 en Londres, la pasada semana.

En conferencia de prensa, previa al partido frente al Wolfsburgo, Guardiola señaló que “la perfección no existe”, aunque hasta ahora su equipo tiene 10 victorias en sendos partidos.

El entrenador catalán dijo que “cuando la cabeza está preparada, también lo están las piernas”, al indicar que viajarán a Frankfurt el mismo día del encuentro.

Señaló que está contento con el rendimiento de la escuadra bávara, al indicar que “jugamos a un gran nivel”. Sin embargo, dijo que “todavía quedan muchos pequeños detalles que mejorar, la perfección no existe”.

Resaltó que espera “al mejor Frankfurt, no espero a un equipo triste contra el Bayern”.

Arjen Robben también cuenta con un partido difícil fuera de casa. “Necesitamos toda nuestra fueza”, resaltó.

La plantilla cuenta con Medhi Benatia, quien volvió a entrenar desde hace algunos días con el equipo y podría ser una opción para el 11 inicial, mientras que no estarán Mario Götze, Franck Ribéry, Sebastian Rode y Juan Bernat.

NTX