El equipo Bayer Leverkusen, en el que juega el mexicano Javier “Chicharito” Hernández, visitará este sábado al Ingolstadt, dirigido por el austriaco Ralph Hasenhüttl y recién llegado a la máxima categoría, en el estadio Audi Sportpark de Baviera.

El Ingolstadt es el socio 54 de la Bundesliga, fundada en 1963, y ha añadido energía a la Primera División de Alemania, “el mejor ejemplo fue el partido de la semana pasada ante el Bayern Múnich, cuando el Ingolstadt terminó perdiendo por 2-0, a pesar de una actuación de lucha, con un montón de oportunidades de gol”, publicó el Bayer en su sitio oficial.

Los recién llegados tienen una defensa sólida, con tres victorias, todas 1-0 en Mainz, Augsburgo y Bremen y se sitúan en el quinto mejor equipo visitante de la liga con 12 puntos en el camino, su técnico asegura que el club está “en buena forma”.

En 2013, tras la salida del entrenador Marco Kurz, el club fue languideciendo en el sótano de la segunda división. El meteórico ascenso a la máxima categoría el pasado verano es sobre todo debido a Hasenhüttl, el entrenador ha creado un equipo con espíritu y un increíble sentido de la solidaridad, señaló.

“Tenemos un grupo brillante en términos de espíritu de equipo. De lo contrario, no habríamos sido capaces de sobrevivir en la Bundesliga. En cuanto a la capacidad individual hay un montón de equipos clasificados por encima de nosotros”, afirmó Danny da Costa, lateral derecho del Ingolstadt y ex Bayer.

La ofensiva del equipo de Baviera es el más débil de la Bundesliga, con 11 goles en 16 partidos, pero el conjunto se colocó como la segunda mejor defensiva, sólo detrás del Bayern Múnich con 17 goles en contra, incluso ocho de los dos partidos contra el Borussia Dortmund y Hannover.

“Nuestra fortaleza defensiva también proviene de los muchachos en la delantera, lo único que falta es el enfoque necesario de cara al gol”, afirmó Ralph Hasenhüttl.

Los actores clave en la defensa son el portero Ramazan Özcan y el defensa Marvin Matip. Otros jugadores importantes son el mediocampista Pascal Groß y el australiano Mathew Leckie en el ataque junto a Moritz Hartmann, el máximo goleador, con tres tantos.

“Nosotros no sólo queremos estar aquí durante un año y luego decir adiós”, enfatizó Hasenhüttl, antes del inicio de la temporada “y a lo largo de 2015 los signos indican que el club número 54 estará en la Primera División durante mucho tiempo”, resaltó el Bayer Leverkusen.

NTX