Con la presencia del atacante mexicano Javier Hernández aún en el aire, Bayer Leverkusen retomará la actividad en la Bundesliga este viernes, con un interesante choque frente a Wolfsburgo, en el marco de la jornada 28.Después del parón por cotejos internacionales, la BayArena por fin volverá a presenciar un juego de su equipo, el cual busca afianzarse dentro de los puestos europeos, consciente de que el margen de error cada vez es menor, pues a la presente campaña sólo le restan siete fechas más contando ésta.

Precisamente dicha pausa repleta de amistosos y eliminatorias mundialistas es la culpable de que las “aspirinas” afronten este duelo con cierta incertidumbre respecto a “Chicharito”, quien apenas reportó con el club luego de su participación con la selección mexicana.

“Chicharito llegó apenas el jueves por la mañana y luego lo enviamos a la cama, él está acostumbrado a estos viajes, así que hablaré con él por la noche para saber cómo se siente”, explicó el estratega del Bayer, Roger Schmidt, en conferencia de prensa.

Otro pendiente para el timonel alemán es la lesión presentada por el australiano Robbie Kruse, quien se lastimó en un compromiso nacional y “tiene una ligera distensión del ligamento. Si vieron el partido, debo decir que afortunadamente no fue peor”.

En cambio, las buenas noticias para la escuadra son los regresos del capitán Lars Bender, tras casi medio año inactivo, y del chileno Charles Aránguiz, lo cual “es una situación muy positiva para nosotros”.

Para este encuentro, “CH7” y sus compañeros se presentarán en la sexta posición de la tabla con 42 unidades; mientras que los “lobos” se mantienen al acecho de la zona europea con 38 puntos, los cuales los colocan en el octavo peldaño general.

NTX