El estadio BayArena, hogar del Bayer Leverkusen, donde milita el mexicano Javier “Chicharito” Hernández, estará ocupado en las próximas dos semanas, con tres juegos en casa, “Una fiesta del futbol” en este recinto.El primer partido será contra el último en la tabla de posiciones, el Hannover 96, este sábado. El equipo con el nuevo entrenador Thomas Schaaf se encuentra bajo una enorme presión.

Lle urge ganar puntos y estar en contacto con conjuntos por encima de ellos. En contraste, el Bayer intenta recuperar terreno en la carrera por una final en la Champions League.

El Bayern Múnich visitará al Leverkusen una semana después, en el juego del día de la jornada del sábado de carnaval de la Bundesliga, el próximo 6 de febrero, en donde las “aspirinas” se preguntan si son capaces de vencer a los campeones, publicó el Bayer en su sitio oficial.

Tres días después de este enfrentamiento, Bayer Leverkusen rivaliza con el Werder Bremen en los cuartos de final de la Copa de Alemania, el martes 9 de febrero, donde el equipo perseguirá el sueño de la final en Berlín, que se mantiene vivo.

Por otra parte, el club alemán informó que Roberto Hilbert y Sebastian Boenisch están de vuelta, justo a tiempo para el inicio de los tres partidos en el BayArena.

Los dos laterales completaron sus primeros entrenamientos del año. Hilbert tuvo una operación de rodilla en octubre, Boenisch se perdió el campamento de entrenamiento y el primer juego de la segunda mitad de la temporada contra Hoffenheim (1-1), debido a un desgarre muscular en la pantorrilla izquierda.

NTX