La estrella Kevin Durant hizo anoche una exitosa presentación ante los aficionados de Warriors de Golden State, pero sin el uniforme de su nuevo equipo, sino con el de la selección de su país que se alista a los Juegos Olímpicos Río 2016.Si bien la selección del país de las barras y las estrellas ganó 107-57 al equipo de China, al que ya había superado hace dos días, Durant se llevó la noche, al ser ovacionado por un público de pie que lo recibió en la Oracle Arena, la casa de Guerreros.

El entrenador del equipo nacional estadunidense, Mike Krzyzewski, tuvo la visión de poner en el cuadro titular a Kevin, Klay Thompson y Draymond Green, tres miembros del equipo de Golden State y la locura en la grada aumentó cuando el recién firmado hizo la primera anotación de la noche.

“Fue increíble, fue genial”, compartió Durant de lo que vivió anoche y también agregó que “los aficionados me mostraron un amor mayor del que esperaba, estoy consciente de ello y fue bueno salir ante ellos y jugar bien”.

Dada la diferencia en el marcador, el estratega no expuso mucho a Durant, quien estuvo en la duela 19.22 minutos, marcó 13 puntos, tuvo tres rebotes y dos asistencias, todo suficiente para agradar a sus nuevos fans.

“Vamos a crecer juntos”, reflexionó Thompson y Green externó que “definitivamente fue una cálida recepción y la respuesta fue ardiente” por la anotación de apertura de Durant.

Cumplida la tercera cita con victoria seguida, el equipo estadunidense llegó esta mañana a Chicago, para el encuentro del viernes ante el campeón de América, Venezuela, en su gira de preparación hacia Río 2016.

NTX