Un derbi barcelonés, un Espanyol-Barça abrirá el año futbolístico 2016 en Cornellà-El Prat, un partido con los alicientes de siempre por la rivalidad existente y otros añadidos: como el estreno en estos partidos del nuevo entrenador españolista Constantin Galca o la posibilidad de que el Barça siga arriba en la clasificación.

Después de un 2015 irregular, el Espanyol estrena mañana el año con un derbi, el primero de los tres que se disputarán en los próximos once días, en el que buscará la primera victoria ante el Barcelona en Cornellà-El Prat.

El inicio de la era Chen Yansheng, futuro máximo accionista del club, ya se podrá ver en las camisetas del primer equipo. Tras poner fin al contrato con la compañía tecnológica Power8, Rastar Group, propiedad del empresario chino, se ha convertido esta semana en el nuevo patrocinador del club.

La puesta de largo de dicho acuerdo será precisamente en un derbi, el primero de Constantin Galca como entrenador de los periquitos.

Después de estrenarse con dos victorias consecutivas ante el Las Palmas en la Liga y el Levante en la Copa del Rey, el preparador rumano vivió en Sevilla el pasado miércoles la primera derrota desde que asumiera las riendas del equipo tras la destitución de Sergio González.

Fue en el Sánchez Pizjuán (2-0), donde se vieron, de nuevo, buenas intenciones tácticas, con la apuesta ofensiva que tanto ha defendido Galca desde su llegada. El principal problema, sin embargo, fue la dificultad que tuvieron sus jugadores en materializar dichos conceptos.

Les faltó profundidad, a pesar de acumular muchos hombres en la zona ancha, y pagaron los errores defensivos, sobre todo en la salida del balón.

Unas lagunas que, si se repiten ante el todopoderoso Barcelona de Messi, Suárez y Neymar, le pueden salir muy caras a un equipo que en casa suma cuatro victorias, dos empates y dos derrotas en ocho encuentros.

Por ello, faltará ver si el técnico blanquiazul muere con sus ideas o apuesta por un alineación en la que sacrifique a uno de los tres delanteros más destacados de la plantilla (Gerard Moreno, Caicedo o Marco Asensio), algo que ya hizo en la capital hispalense, donde jugó el primer test serio de su etapa.

No estarán, sin embargo, dos puntales en la medular como Víctor Sánchez, que sufre una rotura fibrilar en el bíceps femoral, y José Alberto Cañas, que se fracturó en Sevilla un dedo del pie izquierdo.

Ambos jugadores estarán de baja entre tres y cuatros semanas, por lo que en el choque de mañana contra el conjunto azulgrana todo apunta que Abraham González y Pape Diop ocupen su lugar.

En cualquier caso, Galca buscará ser el primer técnico en derrotar al Barcelona en Cornellà-El Prat, donde desde su inauguración en el año 2009 suman cuatro derrotas y dos empates contra los azulgranas.

Una victoria le permitiría al Espanyol alejarse de las posiciones de descenso, a seis puntos, asentarse en la zona cómoda de la clasificación y contentar, así, al futuro máximo accionista.

Después de un año magnífico -el Athlétic fue el único que fue capaz de evitar el completo azulgrana con su victoria en la Supercopa de España-, el Barça vuelve con energías renovadas.

Será el último partido en el que no podrá contar con Arda Turan y Aleix Vidal, fichajes de principios de temporada y que todavía no han debutado por la sanción impuesta por la FIFA al Barça a raíz del caso ‘La Masia’.

En 2015 todo han sido buenas noticias para los azulgrana. Cinco títulos (Liga, Champions, Copa, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes), además de batir el récord de goles en un año y mostrar su músculo competitivo con los delanteros Leo Messi, Luis Suárez y Neymar Jr., decididos a marcar una época en el fútbol mundial.

Pero el partido de mañana será complicado para los azulgrana, como lo son siempre estos clásicos. El Barça acabó el año con una goleada ante el Betis (4-0), que le permite mantener el liderato pese a tener un partido menos, en un encuentro en el que nuevamente tuvo protagonismo su tridente goleador: Suárez marcó dos goles, Messi, uno; y Neymar dio dos asistencias.

Frente al Espanyol, Luis Enrique pondrá en juego a Piqué, Alba e Iniesta, que descansaron frente a los béticos, aunque podría dar descanso a algún titular más, debido a lo apretado del calendario de este mes de enero y que continuará el próximo día de Reyes con otro partido ante los blanquiazules, esta vez correspondiente a la Copa y que se jugará en el Camp Nou.

Si por el contrario, y como parece, Luis Enrique le da la alternativa a Arda Turan y a Aleix Vidal el próximo miércoles, ante el Espanyol pondría en juego a su equipo titular.

Alineaciones probables:

RCD Espanyol: Pau; Javi López, Álvaro, Roco, Duarte; Diop, Abraham; Marco Asensio, Salva Sevilla, Hernán Pérez; y Caicedo.

FC Barcelona: Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Iniesta, Rakitic; Messi, Suárez y Neymar Jr.

Árbitro: González González (Castilla León).

Estadio: Estadi RCDE.

EFE