La boxeadora mexicana Mariana Juárez quiere enfilarse a una nueva oportunidad por título del mundo y vencer a la japonesa Tamao Ozawa es una obligación, cuando se vean en el turno estelar de la función que se realizará el sábado.La Arena Coliseo abrirá sus puertas para recibir una velada boxística con el duelo principal de “guantes rosas”, en el cual “Barby” (42-8-4, 17 KO’s) pondrá en juego el cetro Internacional supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Consciente de los problemas que atravesó en años recientes, la pugilista capitalina quiere demostrar que aún está para grandes cosas en el boxeo de paga y tendrá la oportunidad ante Ozawa, en busca de su segundo triunfo del año.

La estadunidense Noemí Bosques fue derrotada el pasado mes de febrero por Mariana, quien ahora está en busca del cetro absoluto de peso gallo y derrotar a una “desconocida” rival será importante para ser considerada.

Ozawa (10-2, 3 KO’s) llega decidida a dar la sorpresa, sabedora que enfrente estará una oponente de probada calidad y de las mejores del mundo, lo que la motiva a dar una gran actuación para volver a casa con el fajín en su poder.

En el turno semifinal llama la atención el choque que disputarán Marco Peribán y el argentino Germán Rafael, en el que ambos presagiaron una definición por la vía del nocaut en los primeros rounds.

Peribán, en su primera pelea en la Arena Coliseo, quiere volver a los primeros planos y el triunfo es necesario, aunque llega sin rounds de sparring, mientras que el “Hombre lobo” Rafael va por la victoria que catapulte su invicta carrera profesional.

NTX