Cuervos de Baltimore (4-7) resultó ser el menos malo de los dos, al sacar un sufrido triunfo de 33-27 sobre Cafés de Cleveland (2-9), en accidentado duelo disputado en el FirstEnergy Stadium de esta ciudad.

El partido que cerró la semana 12 de acción en la temporada 2015 de la NFL fue un concierto de errores por ambos bandos, y al final tuvieron que ser los equipos especiales los que sacaran la cara por Baltimore, al conseguir los dos touchdowns de la diferencia.

Aunque el suplente Matt Schaub tiró para dos anotaciones, de 13 yd para Javorios Allen y de 15 para Kamar Aiken, fueron las anotaciones de Kaelin Clay, en regreso de despeje de 82 yd, y del profundo Will Hill, de 64 al regresar un intento de gol de campo bloqueado con el reloj en ceros, los que le dieron la victoria a Cuervos.

Ante la falta de efectividad de las ofensivas, que intercambiaron par de series en blanco, fueron los equipos especiales de Baltimore los encargados de abrir el marcador, por conducto de Clay, quien se trepó a la motocicleta y se escapó 82 yardas para poner el 7-0 en el tanteador.

Con Schaub en los controles ante la ausencia de Joe Flacco por lesión, Baltimore puso más puntos de por medio gracias al pateador Justin Tucker, quien concretó gol de campo de 39 yd que aumentó la brecha a 10-0.

Cleveland por fin se hizo presente en el FirstEnergy en el segundo cuarto y lo hizo con la pierna del pateador Travis Coons, quien le puso número a la casa con patada de 31 yardas.

No obstante, la ofensiva de Cuervos también comenzó a “carburar” con par de pases de larga distancia de Schaub, el primero un precioso “arcoíris” de 48 con Chris Givens, que los dejó en la 12 de Cleveland y el segundo de 13 con el corredor Javorius Allen en las diagonales, para poner los cartones 17-3 a su favor.

Muy poco dispuesto a caer ante el odiado rival, Cafés respondió con una buena serie ofensiva, en la que el pasador Josh McCown fue pieza clave al completar seis de los siete pases que intentó y, además, mostró gran movilidad al escapar de una persecución y conectar, sobre la carrera, de 10 yd en las diagonales con Marlon Moore.

La ofensiva local comenzó a tomarle la medida a la defensa “emplumada” y cerró la primera mitad con un gol de campo de 21 yardas de Coons, que los dejó atrás por solo cuatro puntos, 13-17, para el descanso de medio tiempo.

Ambos equipos salieron “con el cuchillo entre los dientes” para la segunda mitad y la defensiva de Cleveland fue la encargada de dar el primer golpe, cuando el apoyador Karlos Dansby interceptó a Schaub y devolvió el ovoide 52 yd hasta la zona de anotación, para darle la vuelta al marcador.

No obstante, el veterano de 12 temporadas lavó su error al llevar a su ofensiva a lo largo de 80 yd y terminar una serie de 12 jugadas con un pase de 15 yardas para Kamar Aiken, quien se lució con una atrapada en la yarda uno, para luego, todavía corriendo, estirar la mano y romper el plano justo antes de salir por la banda para poner el 24-20.

Cuervos abrió el cuarto episodio con una larga ofensiva, la cual, no obstante, sólo les reportó tres puntos, con gol de campo de 35 de Tucker, y para empeorar las cosas para Cafés, McCown salió del juego debido a que se resintió de una lesión en un hombro.

Con Johnny Manziel suspendido por sus reiteradas violaciones al reglamento de conducta del equipo, recayó en el tercer pasador, Austin Davis, la responsabilidad de igualar el encuentro, siete puntos abajo y con 4:20 minutos por jugarse.

No obstante, Davis supo solventar la responsabilidad al quemar de fea forma a la defensiva profunda de Baltimore, que se fue con una defensa de zona, al conectar un pase largo con Travis Benjamin, quien, totalmente solo entró sin siquiera un rasguño a la zona de anotación, para igualar los cartones en 27-27.

En un final de partido no apto para cardiacos, pero por los errores de ambos equipos, primero cada uno tuvo una oportunidad a la ofensiva, de las cuales salieron sin puntos y luego, parecía que ninguno quería ganar, pues intercambiaron entregas de balón con menos de un minuto por jugarse.

Primero, Schaub eligió el peor momento para tirar su segunda intercepción del partido, que le dejaba 55 segundos a Davis para tratar de sacar el partido; el suplente del suplente sólo pudo llegar a la 33 del rival, desde donde la responsabilidad quedó en el pateador Travis Coons.

Los de casa tenían el “santo de espaldas” y los equipos especiales de la visita bloquearon el intento de gol de campo, el profundo Will Hill recuperó el balón y se lo llevó 64 yardas hasta la zona de anotación, para que los “emplumados” sacaran dramática victoria por milagroso 33-27.

Por los visitantes, Matt Schaub tiró para 20 completos de 34 intentos, con 232 yd de ganancia, dos de anotación y dos interceptados, en tanto por los locales, antes de salir del juego, Josh McCown completó 21 de 38, uno en las diagonales y sin intercepciones, con 212 yd de ganancia.

Anotación por cuartos:

Total

Baltimore 10 07 07 09 — 33

Cleveland 00 13 07 07 — 27

NOTIMEX