Los jugadores del Real Madrid Gareth Bale, Marcelo Vieira y Pepe continuaron este jueves por tercer día consecutivo con sus procesos de recuperación y no se ejercitaron junto al resto de la plantilla del conjunto blanco.

Ninguno de los tres estará ante el Athletic y el concurso de alguno ante el Roma la próxima semana en la Liga de Campeones es dudoso.

Aunque Marcelo ya se ha quitado el cabestrillo que le cubría su hombro lesionado, sigue sin poder ejercitarse sobre el césped de la Ciudad Deportiva de Valdebebas a las órdenes de Zinedine Zidane. El brasileño tendría alguna lejana opción de llegar al duelo ante los italianos pero hay poco optimismo con su situación.

Es el mismo que hay sobre Bale. Después de recaer de su lesión en el sóleo de su pierna izquierda y frenar su recuperación, sus opciones de llegar al partido contra el Roma son limitadas.

Y tampoco hay muchas con Pepe, que sufre una fascitis plantar que requiere una recuperación especial y aún necesita más tiempo para estar a punto.

El resto de la plantilla del Real Madrid se entrenó con normalidad a las órdenes de Zinedine Zidane, que volvió a contar con Dani Carvajal y Luka Modric. Ambos regresaron a los entrenamientos el miércoles después de faltar el martes y parece que se han recuperado totalmente del esfuerzo que hicieron ante el Granada el pasado fin de semana.

El entrenamiento comenzó con varias series de posesión de balón y presión antes de completar diversos ejercicios en los que los madridistas debían realizar sprint y disparar a portería, informó la página web del Real Madrid.

Posteriormente, todos los jugadores, incluidos los canteranos Marcos Llorente y Odegaard, trabajaron el aspecto táctico y finalmente llevaron a cabo centros y remates. EFE