El partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones propone este miércoles un enorme desafío para Atlético de Madrid y Barcelona en el Vicente Calderón, con ventaja azulgrana, con ánimos contrapuestos, con el pase a semifinales para el ganador y sin consuelo para el perdedor.

El 2-1 del encuentro de ida de hace una semana en el Camp Nou mantiene todo abierto para el vibrante choque de mañana, pone parte del foco en el prestigioso árbitro italiano Nicola Rizzoli, tras la polémica actuación del alemán Félix Brych en el primer duelo, y multiplica la emoción, la tensión y la pasión de un partido vital.

En juego está la continuidad en la Liga de Campeones, la competición de las competiciones de clubes en la que sólo seguirá uno de los dos y un torneo que ambicionan ambos equipos en esta temporada mientras interrumpen su carrera por la Liga para centrarse en noventa minutos definitivos para Atlético de Madrid y Barcelona.

Lionel Messi, Luis Suárez, Neymar, Andrés Iniesta, Sergio Busquets, Javier Mascherano o Gerard Piqué contra Antoine Griezmann, Koke Resurrección, Diego Godín, Yannick Carrasco o Jan Oblak; un duelo a todo o nada con la ventaja para el conjunto azulgrana, con las obligaciones de marcar gol rojiblancas y con un Calderón lleno.

Y, entre todos esos factores indispensables que configuran el encuentro de vuelta, también surge el ánimo de la última semana en uno y otro equipo, reforzado en los locales con su triunfo por 1-3 ante el Espanyol y su primer tiempo en el Camp Nou, superior hasta la expulsión de Fernando Torres, y debilitado en los visitantes por su segunda derrota seguida en la Liga, consumada en Anoeta (1-0).

Después de haberse mostrado intratable en la Liga y en la Champions, de haber acumulado 39 partidos sin perder, de que su tripleta de delanteros batiera todos los récords goleadores y de que su fútbol fuera inmaculado, los azulgrana entraron en depresión y ahora mismo es difícil establecer un diagnóstico preciso.

Todo empezó tras aquel empate en Villarreal (2-2), se prolongó con la derrota ante el Real Madrid en el Camp Nou (1-2) y con la sufrida hace unos pocos días en Anoeta (1-0), donde el Barça de nuevo no fue el Barça.

En medio de todo, una victoria frente al Atlético en la ida de los cuartos de final que marca el futuro (2-1). Encajaron los azulgranas un gol por medio de Fernando Torres y las alertas, todas las luces rojas, se encendieron en el Camp Nou.

Al final, Luis Suárez le dio la vuelta a la complicada situación con dos goles que le dan esperanza a los azulgranas, pero las dudas continúan y tienen nombre y apellidos: Leo Messi, Neymar Jr y Sergio Busquets.

El argentino está encallado en su juego. No marca desde el 16 marzo, cuando anotó ante el Arsenal, pero tampoco muestra su carácter dominante en los últimos partidos. Tampoco Neymar anda fino, especialmente después de su periplo con la selección brasileña, mientras que Busquets, el fiel del equipo, no está tan fino, seguramente por la acumulación de partidos.

El Atlético, por contra, irrumpe en el tramo final del curso con determinación. Sus dos victorias seguidas en la Liga, en la que ha recortado seis puntos al liderato del Barcelona en una semana, más su potente primer tiempo en el Camp Nou y su explosión goleadora de las últimas semanas reafirman al equipo rojiblanco.

Ahí, en ataque, lamenta la baja este miércoles de Fernando Torres, expulsado en la ida, pero dispone del francés Antoine Griezmann, protagonista en nueve goles en sus últimos once duelos entre el Atlético y su selección; Koke Resurrección, participante en siete tantos en los últimos tres choques; y Yannick Carrasco.

El desbordante extremo belga, más probable, o el argentino Ángel Correa es la incógnita del once del técnico argentino Diego Simeone, que cumplirá mañana 50 partidos europeos en el banquillo del Atlético, según las pruebas del entrenamiento del lunes, además de una de las plazas en defensa entre Lucas Hernández o Stefan Savic.

El resto de la alineación, salvo sorpresa, parece completamente definido, desde el portero Jan Oblak hasta el delantero Antoine Griezmann, pasando por los laterales Juanfran Torres y Filipe Luis, por el central Diego Godín y por el potente medio campo formado por Saúl Ñíguez, Augusto Fernández, Gabi Fernández y Koke Resurrección.

En la memoria del Atlético, que sólo ha perdido cinco de sus 40 partidos oficiales más recientes -dos con el Barça-, el último precedente europeo ante el equipo azulgrana del 9 de abril de 2014, cuando venció y eliminó en la misma ronda y la misma competición a su rival de mañana con un 1-0 en el Calderón, tras el 1-1 de la ida.

Pero con Luis Enrique la cosa ha cambiado. Desde que el Barcelona es entrenado por el asturiano, los atléticos no han ganado nunca. En total siete victorias del Barça y con un dato concluyente: el equipo de Luis Enrique ha marcado en los 22 partidos europeos disputados.

El entrenador no tendrá muchas dudas en la alineación. Superados sus mínimos problemas físicos Gerard Piqué, el Barça pondrá en juego su equipo de gala con Ter Stegen en la portería.

Intentará alargar el juego por las bandas con Dani Alves y Jordi Alba; y la consistencia que le ofrecen Piqué y Mascherano en el eje defensivo.

Busquets será el medio centro por delante de Rakitic y de Iniesta, mientras delante el Barça se encomendará a la tripleta de delanteros, esa que le ha dado el plus para aspirar a todos los títulos desde el inicio del curso.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Godín, Lucas o Savic, Filipe; Saúl, Gabi, Augusto, Koke; Carrasco o Correa y Griezmann.

FC Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Rakitic, Iniesta; Messi, Suárez y Neymar Jr.

Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia).

Estadio: Vicente Calderón.

Hora: 13:45

—————————————————————-

—————————————————————-

ATLÉTICO DE MADRID-BARCELONA

Puestos: Atlético de Madrid (1º grupo C); Barcelona (1º grupo E)

La clave: El gol.

El dato: El Atlético de Simeone nunca ha ganado al Barça de Luis Enrique.

El tuit: Koke, tras el partido de ida en el Camp Nou: “Porque ya demostramos que nunca hay que dejar de creer ¡Creamos juntos!”.

El entorno: Las entradas para el partido están agotadas desde hace tres semanas, nada más confirmarse el emparejamiento.

 

EFE