El renovado césped del Vicente Calderón acogerá este sábado el primer gran examen por la Liga para Atlético de Madrid y Barcelona, los dos últimos campeones, ganadores ambos de los seis puntos disputados hasta ahora y rivales en un duelo apasionante por jugadores, bloques, fútbol y plantillas.

Un partido en las alturas de la tabla, en el que el argentino Leo Messi estrenará mañana su segunda paternidad en un complicado encuentro, para el que el conjunto azulgrana ha perdido al lesionado Claudio Bravo, recupera a Adriano y está a expensas del Tribunal de Administración del Deporte (TAD) sobre el caso Gerard Piqué.

La reinvención de nuevo del Atlético, su inversión millonaria este verano y su mejora de plantilla contra el campeón de casi todo el anterior curso, con Messi, Neymar y Luis Suárez y un equipo extraordinario.

No le ganó el conjunto rojiblanco en toda la pasada campaña -con cuatro triunfos azulgranas-, como tampoco lo hizo el Barcelona en los seis duelos que les enfrentaron hace dos temporadas, dos memorables para el Atlético, el empate que le dio la Liga en el Camp Nou y el 1-0 en cuartos de Liga de Campeones en el Manzanares.

Allí, al Vicente Calderón, el mismo lugar donde aseguró el pasado ejercicio el título de Liga, vuelve este sábado el Barcelona, que ha comenzado esta competición a golpe de victoria, al igual que el Atlético, los dos con otro denominador común en las dos primeras jornadas del torneo: ninguno ha recibido aún un gol en contra.

Un nuevo duelo de estilos, el duodécimo en las tres últimas campañas; otra partida táctica desde uno y otro banquillo y un choque con el liderato al alcance para el ganador, los dos a la estela de Celta y Eibar, los dos conjuntos que mandan ahora en la clasificación por su mejor diferencia de goles en dos jornadas.

Ahí apunta el Atlético -le separa sólo un tanto de la cabeza de la tabla- con todos sus efectivos disponibles y un once prácticamente definido, el mismo con el que ganó y convenció con una victoria por 0-3 en Sevilla salvo por una variación: la entrada de Filipe Luis, ya recuperado de una sobrecarga, por Jesús Gámez.

No se prevén más movimientos en la alineación inicial, en la que el técnico sólo ha cambiado una pieza por decisión técnica en las dos primeras jornadas: el colombiano Jackson Martínez, titular en el debut ante Las Palmas, por Fernando Torres, que ya salió de inicio en el Sánchez Pizjuán y que también apunta al once este sábado ante el Barcelona, al que le ha marcado nueve goles en quince duelos.

El resto, salvo la baja por lesión en Sevilla de Filipe Luis, que ahora retoma un puesto en el once, han sido los mismos en las dos jornadas anteriores. Y también mañana: el portero Jan Oblak, el lateral derecho Juanfran Torres, los centrales Diego Godín y José María Giménez, los centrocampistas Óliver Torres, Tiago Mendes, Gabi Fernández y Koke Resurrección y el atacante Antoine Griezmann.

Enfrente tendrán al Barcelona y a Messi, que, sin haberse entrenado ni un día, pero con la motivación al máximo tras ser padre por segunda vez, liderará a su equipo frente a uno de sus rivales favoritos, el Atlético, uno de los oponentes que mejor se le dan.

Llegará el equipo de Luis Enrique justo de preparación y con la proximidad de un partido de Champions, el estreno de la temporada, dentro de cuatro días en el Olímpico de Roma.

Además continúa lesionado Dani Alves y en los últimos días Sergi Roberto, su sustituto, ha tenido problemas físicos que le han obligado a descansar algunos días.

Los cambios afectan a la portería y a la defensa. El meta chileno Claudio Bravo sufrió una rotura en el sóleo y estará tres semanas de baja, lo cual ha abierto las puertas de la titularidad a Marc André Ter Stegen.

El alemán, impecable la temporada pasada en la Champions, no empezó esta campaña de la mejor manera, ya que encajó muchos goles en los primeros encuentros de la Supercopa de Europa (Sevilla) y de España (Athletic).

Seguramente por ese motivo, Luis Enrique volvió a confiar en la Liga a Bravo, que ha mantenido a cero los dos partidos disputados (en San Mamés y en casa frente al Málaga).

Después de una temporada en Barcelona, se da la circunstancia de que el meta alemán aún no ha debutado en la Liga, por lo que su estreno se producirá mañana en el Calderón.

En defensa, todo apunta a que Sergi Roberto volverá a ocupar el lateral derecho, pese a la recuperación física de Adriano Correia, mientras que Alba tiene todos los números de jugar por la izquierda.

En el centro, y a la espera de la resolución del TAD sobre el caso Piqué, Mascherano, Vermaelen y Mathieu se disputan las dos plazas en juego.

En la media -Busquets, Iniesta, Rakitic- y en la delantera, con la presencia de Leo Messi, Luis Suárez y Neymar, el Barcelona se asegura calidad y goles.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Óliver, Gabi, Tiago, Koke; Griezmann y Fernando Torres.

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Mascherano, Vermaelen, Alba; Busquets, Iniesta, Rakitic; Messi, Suárez y Neymar.

Árbitro: Mateu Lahoz (C. Valenciano).

Estadio: Vicente Calderón.

EFE