Potros de Hierro del Atlante y Bravos de Juárez inician este miércoles su confrontación por el título del Torneo Apertura 2015 del Ascenso MX, en lo que será el duelo de ida de la final a jugarse en el estadio Andrés Quintana Roo.

Luego de haber dado cuenta de Lobos BUAP, que terminó como líder general y favorito al cetro por el buen torneo que hizo, el conjunto azulgrana llega con el ánimo por los cielos y deberá sacar provecho del buen momento por el que atraviesa.

Pese a caer la víspera el domingo en su duelo de vuelta ante el conjunto licántropo 3-2, la ventaja de haber marcado en calidad de visitante le dio el pase a esta última instancia del certamen que aspira a obtener y ponerse a un torneo del máximo circuito.

Sin embargo, ahora en su calidad de local en este duelo programado para las 19:00 horas, el conjunto que dirige Eduardo Fentanes deberá sacar ventaja con un gran número de goles pues aquí ya no entra la regla del gol de visitante.

De ahí la importancia de que Atlante mantenga el ritmo y el olfato goleador que ha mostrado en sus partidos para ir al juego de vuelta y definitivo a Juárez con una ventaja que le permita manejar el duelo a su conveniencia y dar ese primer paso.

La escuadra fronteriza, por su parte, no se duerme en sus laureles pero sí deberá reflexionar sobre lo complicado que le resultó vencer a Mineros de Zacatecas para llegar a ésta última instancia del certamen.

Si quiere escribir su propia historia en la liga de plata del futbol mexicano en su primera incursión en una final como Juárez, el conjunto que comanda Sergio Orduña deberá aplicar lo que hizo a lo largo del torneo y lo mantuvo en los primeros lugares.

El conjunto fronterizo dio cuenta del zacatecano con una diferencia de un gol para un global de 2-1 que apenas le alcanzó para avanzar, pero en una final la historia es diferente y tendrá que ser contundente si quiere estar en la gloria.

NOTIMEX