El Athletic Club ha cobrado ventaja de cara a la vuelta en Mestalla al imponerse este jueves en San Mamés al Valencia CF en la ida de octavos de final gracias a un tanto de cabeza de Raúl García a centro de Beñat Etxebarria en una de las muchas jugadas a balón parado que botó el equipo bilbaíno.

A pesar de que ser mínima, esa ventaja de 1-0 está más en la línea de lo que esperaba Ernesto Valverde, que dio mucha importancia en la previa tanto a marcar como a no recibir ningún, mientras que Gary Neville puede lamentar dentro de siete días no haber conseguido ningún tanto en Bilbao.

No obstante, el marcador fue quizás hasta corto para los merecimientos del conjunto vasco, que fue el que más buscó la meta contraria y vio como su gran estilete, Aritz Aduriz, perdonó como no suele hacerlo por dos veces ya después del primer tanto en dos ocasiones clarísimas en los minutos 24 y 92.

En la primera, remató desviado después de una maniobra perfecta para bajar un balón que superó por alto a Shkodran Mustafi y plantarse solo ante Matthew Ryan; en la segunda, disparó alto en un contraataque que cogió fuera de sitio a la defensa che.

No marcó el ariete internacional y la decisión de la eliminatoria será en Mestalla, donde un gol rojiblanco puede tener un importancia decisiva.

La baja a última hora de San José por su inminente paternidad hizo de Iturraspe la única novedad en el Athletic con respecto al 0-2 del domingo en Gijón junto a Iago Herrerín, el meta titular de Valverde en las competiciones de Copa.

El Valencia, por su parte, solo salían de inicio dos titulares el domingo ante el Atlético de Madrid, Mustafi y Javi Fuego.

Arrancó el Athletic con mucha intensidad buscando arrinconar al Valencia en su medio campo y lo consiguió durante muchos minutos. Sobre todo por la banda derecha, donde Susaeta ponía continuamente en un brete a Gayá y todo el sistema defensivo che.

En esa dinámica, los de Valverde encadenaron tres llegadas peligrosas en el primer cuarto de hora, un cabezazo de Aduriz a saque de córner de Beñat, un colada de Susaeta con disparo final sobre la posición de Ryan a un balón que le llegó de Herrerín y otro saque de esquina que Negredo peinó a córner en el primer palo.

Un disparo desviado de Javi Fuego pareció dar algo de aire a los visitantes, que en el minuto 20 recibieron el mazazo del primer gol. Un centro de Beñat a balón parado que Raúl García, a la corta, cruzó por encima de Ryan.

Intentó reaccionar el Valencia, con una continuación de Negredo a Rodrigo en la que el delantero hispano-brasileño se encontró dos veces con Herrerín, la primera vez para obligarle a escorarse y la segunda para repeler su disparo sin apenas ángulo.

Pero fue el Athletic el que pudo volver a marcar en una acción de las que Aduriz no acostumbra a perdonar. El ariete bajó con el pecho un balón que superó el salto de Mustafi, se quedó solo ante Rayan y, cuando parecía tener el gol hecho, remató cruzado, quizás con algo de culpa del césped, muy castigado por la lluvia caída.

Un disparo lejano de De Marcos, que intentó repetir el golazo de Gijón, finalizó con la buena primera media hora local y dio paso a un cuarto de hora en la que las peinadas de Negredo, superior en el juego aéreo a la defensa local, permitieron dos llegadas a Piatti y Rodrigo. El argentino no logró centrar bien y Rodrigo volvió a toparse con Herrerín, que le repelió un mano a mano.

Jugar tras el descanso era casi una heroicidad por el estado del terreno de juego y en la pugna constante que exigía el césped el juego aéreo era muchas veces la mejor opción.

Amenazó con aprovecharlo el Valencia sobre todo con Negredo, aunque también con Rodrigo, pero el que llegaba con asiduidad y cierto peligro era el Athletic, que encadenó hasta una decena de acciones peligrosas para Ryan, muy firme en varias de ellas.

El meta australiano repelió disparos de Laporte, casi desde los banquillos, y Beñat, a balón parado. Pero también a un cabezazo de Aduriz. Pero su mejor intervención fue a un disparo de Sabin Merino, que se había plantado solo ante él en el minuto 80.

Una caída de Raúl ante Abdennour y una mano de Javi Fuego fueron solicitadas como penalti por la grada de San Mamés, que se ilusionó también con disparos de Aduriz, De Marcos y Sabin.

El Valencia gozó de una buena ocasión para empatar, pero Balenziaga se le cruzó en su disparo con ventaja ante Herrerín.

Y el Athletic pudo conseguir el 2-0 ya en el minuto 92, pero a Aduriz se le había hecho muy largo el exigente partido y también la carrera desde medio que le permitió plantarse ante Rayan en la frontal del visitante.

– Ficha técnica:

1 – Athletic Club de Bilbao: Iago Herrerín; De Marcos, Etxeita, Laporte, Balenziaga; Iturraspe (Mikel Rico, m.82), Beñat; Susaeta (Elustondo, m.73), Raúl García, Muniain (Sabin Merino, m.54); y Aduriz.

0 – Valencia CF: Ryan; Barragán, Mustafi, Abdennour, Gayá; Javi Fuego, Parejo (Alcácer, m.82), Danilo; Piatti (André Gomes, m.70), Rodrigo (Feghouli, m.86) y Negredo.

Gol: 1-0, m.20: Raúl García.

Árbitro: Björn Kuipers (Holanda). Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Javi Fuego (63′), Danilo (66) y Mustafi (71).

Incidencias: Partido de ida de octavos de final de la Liga Europa, disputado en San Mamés ante unos 35.000 espectadores. Noche con mucha lluvia, aire y frío en San Mamés que castigó mucho el terreno de juego, con mucho agua acumulada y embarrado en la zona central. EFE