El atacante Carlos Fierro rechazó que en la selección mexicana Sub-23 estén los amigos y afirmó que el equipo se conforma con los que se han ganado su lugar con trabajo y la esperanza de asistir a los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016.En la víspera, el ex seleccionado Ángel Reyna señaló que en el Tricolor mayor son convocados los amigos, algo que para nada ocurre en el combinado olímpico, explicó el “Güero” Fierro.

“Acá desde que llegué está el que mejor está en su momento, el Profe decide, y amigos acá no creo, al contrario el que se gane el lugar es el que estará”, manifestó Fierro a los medios de comunicación.

En zona mixta, tras la sesión de la representación Sub-23 en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), el jugador del Querétaro expresó que se encuentra motivado por vivir esta experiencia, a la espera de colarse a la lista final de 18 elementos que estarán en Río 2016.

“Estamos motivados, sabiendo que ya está a nada de que se dé la lista. El Profe (Raúl Gutiérrez) se va a dar cuenta hasta el último entrenamiento y partido, mientras seguimos peleando nuestro lugar”, dijo.

Admitió que hay nervios por saber si estará en la lista final para los Olímpicos, pero sigue entrenando a tope y este sábado contra Nigeria será un duelo que defina el futuro de varios seleccionados.

“El nerviosismo está desde que llegamos, pero lo vemos como algo positivo, los lugares se van acortando. Ya es menos tiempo el que falta, pero hay que pensar positivo, estamos contentos, motivamos viviendo esta experiencia”, expuso.

Agregó que “sabemos desde un principio que iba a haber tres refuerzos, son 15 lugares para nosotros”.

Fierro destacó la incorporación de Hirving Lozano, quien hoy cumplió su primera sesión con el grupo, luego de estar con la selección mayor en la pasada Copa América.

“Lo veo como un refuerzo más, viene de la mayor”, manifestó el campeón del mundo Sub-17 en México 2011 sobre el actual campeón del futbol mexicano con Tuzos de Pachuca.

NTX/