Cardenales de Arizona y su mariscal de campo, Carson Palmer, superaron la difícil prueba de la “Legión del Boom” y sacaron una difícil victoria de 39-32 sobre Halcones Marinos de Seattle como visitante en el CenturyLink Field de esta ciudad.

Palmer batalló en serio pero le ganó la partida a la defensiva secundaria de Seattle al completar tres pases de anotación, dos con Michael Floyd en el primer cuarto, de 27 y 35 yardas, y uno más de 14 con el ala cerrada Jermaine Gresham, en el cuarto episodio de este duelo por la décima semana de acción de la NFL.

El primer cuarto fue un concierto defensivo, en el que las ofensivas fueron incapaces de abrirse camino hasta las diagonales, por lo cual los cartones empezaron a moverse en el segundo episodio, con un gol de campo de 33 yardas de Chandler Catanzaro, para el 3-0 de Arizona.

En este mismo episodio, el quarterback local Russell Wilson, fue culpable de un safety al chocar con uno de sus linieros y perder el balón, el cual terminó recuperando en sus propia zona de anotación, aunque se salvó por poco de que fuera recuperado por un rival para un touchdown.

En una nota lamentable, el liniero ofensivo Mike Iupati resultó seriamente lesionado en una jugada, al chocar con la coronilla casco con casco con otro jugador, por lo cual tuvo que ser sacado del campo en ambulancia y directo al hospital para realizarle estudios, los cuales descartaron cualquier lesión grave.

La defensiva de Seattle dobló las manos en el segundo cuarto y permitió dos anotaciones casi milagrosas de la dupla de Palmer y Floyd, de 27 y 35 yardas.

En la primera, parecía que Halcones Marinos había detenido a la visita en su yarda 27, al forzarlos a una tercera con 14 por avanzar, sin embargo, de la manga se sacó Palmer un muy preciso arcoiris que fue a caer justo a las manos de Floyd, quien hizo la atrapada en un palmo de terreno ante la mirada incrédula de dos profundos.

Para la segunda, Floyd volvió a hacer gala de concentración al completar la atrapada sobre la carrera y bajo la férrea marca del esquinero, y pese a “jugar” al equilibrista al filo del terreno durante 10 yardas, pudo entrar a las diagonales con el 19-0.

Los muchachos de Pete Carroll por fin despertaron en las postrimerías de la primera mitad con una relampagueante serie ofensiva que recorrió 80 yardas en solo seis jugadas y 2:10 minutos, que fue coronada por una anotación de una yarda, justo por el centro de la línea de golpeo, del corredor de poder Will Tufuaku.

Con 1:55 minutos para el medio tiempo, la gente de Bruce Arians no quiso cerrar así el segundo cuarto y se empeñaron en ser los últimos en mover la pizarra y lo lograron con un gol de campo de 43 yd de Catanzaro, que los dejaba 22-7 arriba de cara a la segunda mitad.

Carroll hizo bien su trabajo al medio tiempo y sacó a sus “volátiles” a descontarle 10 puntos a la desventaja, empezando con un gol de campo de 31 yardas del veterano Stephen Hauschka, pero Arizona devolvió el golpe cuando Tyran Mathieu interceptó Wilson, error que Catanzaro capitalizó con gol de campo de 43.

No obstante, un par de jugadas de largo yardaje dejaron a Seattle a sólo ocho puntos, primero una devolución de kickoff de 27 yardas de Tyler Lockett, que los dejó en la 31 de su propio terreno, y luego un “bombazo” de Wilson para Doug Baldwin, que terminó en las diagonales para ponerlos 17-25, todavía abajo.

Palmer comenzó a sufrir en serio la presión de los “esmeraldas” en el cuarto episodio, el cual comenzó con un balón suelto y recuperado por la defensa local, el cual Marshawn Lynch convirtió en seis puntos con un acarreo de tres yardas con tres enemigos a las espaldas, pero fallaron la conversión y se quedaron 23-25 abajo.

El mal trago no terminaba aún para el pasador visitante, pues en su siguiente serie volvieron a arrancarle el ovoide, el cual fue devuelto hasta las diagonales por el apoyador Bobby Wagner, en carrera de 22 yardas que por fin le dio la vuelta al marcador, aunque solo por 29-25 ya que volvieron a fallar la conversión.

Sin dar ni pedir cuartel, Cardenales recuperó la ventaja con una ofensiva que Palmer llevó casi por nota y que él mismo terminó con el pase de 14 para Gresham en la “zona prometida” y con el extra de Catanzaro se adelantaron 32-29.

Y tras obligar a Seattle a despejar, Arizona finiquitó las acciones con una magistral escapada del corredor Andre Ellington, quien se trepó a la motocicleta por todo el carril de la izquierda para entrar a las diagonales con acarreo de 48 yd, que puso el 39-29 definitivo para la visita.

Carson Palmer superó la difícil prueba del perímetro de los “Seahawks” y se marcha de Seattle con 29 completos de 48 intentos, 363 yardas ganadas, tres anotaciones y uno interceptado, en tanto Russell Wilson tuvo una noche gris con 14 de 32 en pases completos, 240 yd un touchdown y una intercepción.

Anotación por cuartos:

Total

Arizona 00 22 03 14 — 39

Seattle 00 07 10 15 — 32

NOTIMEX