El corredor estelar David Johnson avanzó para 187 yardas y tres anotaciones que lo dejaron al frente del ataque arrollador de los Cardinals de Arizona que vencieron a domicilio por paliza de 17-40 a los Eagles de Filadelfia en el último partido de la jornada dominical de la decimoquinta semana de la NFL.

El veterano mariscal de campo Carson Palmer también tuvo protagonismo en la ofensiva de los Cardinals al dar un pase de anotación y marcar siempre el ritmo de juego del equipo de Arizona.

Los Cardinals (12-2), líderes en la División Oeste de la Conferencia Nacional (NFC), ya tienen asegurado el título de campeones y el pase a la fase final después que ganaron el octavo partido consecutivo, la misma racha ganadora que tienen los Chiefs de Kansas City dentro de la Conferencia Americana (AFC).

También podrían hacerse de un descanso en la primera ronda final si la siguiente semana derrotan a los Packers de Green Bay.

Palmer completó 20 de 32 pases para 274 yardas con un envío de anotación, no le interceptaron ninguno, fue derribado dos veces y colocó en 100,3 el índice de pasador.

Mientras que los Eagles (6-8) ganarían el título de la División Este de la NFC si derrotan a los Redskins de Washginton y a los Giants de Nueva York como visitantes.

El mariscal de campo de los Eagles, Sam Bradford, completó 28 de 41 pases para 361 yardas, con dos lanzamientos de touchdown, dos interceptaciones, lo derribaron dos veces y bajó a 91,6 el índice de pasador, que fue inferior al conseguido por Palmer, que con todo decidido fue sustituido por Drew Stanton.

 

EFE