La defensa de Arizona fue el factor clave para que consiguieran amarrar los “playoffs” de la NFL con la victoria por 23 a 20 sobre los Vikingos de Minnesota, que además tuvieron tres entregas de balón una de ella sobre el final lo que pudo significar el empate y tiempo extra.

La temporada está llegando a su fin y es el momento en que ya empiezan a definirse los invitados a la búsqueda del Super Bowl 50, y uno de los confirmados son los Cardenales que llegaron a 11 triunfos en la presente campaña donde sólo tienen dos derrotas, mientras que Vikingos (8-4) sigue sin definir nada en su división.

Aunque el juego fue muy igualado en la primera mitad donde ambos equipos se fueron con 10 puntos en el marcador al descanso, los Cardenales iniciaban el cuarto periodo con una ventaja de 10 puntos que los encaminaba a su séptima victoria consecutiva.

Sin embargo, Minnesota se supo levantar de esa diferencia para igualar el marcador con un gol de campo y una notación. Arizona todavía tuvo tiempo para reacomodar sus piezas y buscar faltando dos minutos un gol de campo de 47 yardas que fue bueno y los puso de nuevo a arriba ahora por tres puntos.

Los Vikingos buscaron llegar a tiempo extra ya estàn en la yarda 31 del rival, pero el mariscal de campo, Teddy Bridgewater fue “fumbleado” con menos de 10 segundos en el reloj y en tercera oportunidad, lo que los privó evitó que fueran por el gol de campo.

Bridgewater consiguió 355 yardas y un touchdown durante el partido, sin intercepciones y tuvo 25 de 36 intentos completados. Mientras que el quaterback de Arizona, Carson Palmer tuvo dos anotaciones, no fue interceptado y además de lanzó para 310 yardas en 25 de 36 envios completados.

NOTIMEX