Argentina y Chile, aspirantes a conquistar la Copa América Centenario, se reencuentran mañana en el grupo A del torneo aún con el recuerdo de la final disputada el pasado julio, favorable entonces para ‘La Roja’.

Sobre el papel, ambas selecciones pelearán en el Levi’s Stadium de Santa Clara (California) por dirimir el primer puesto de un grupo en el que compiten también Bolivia y Panamá.

Argentina, número 1 del ránking FIFA, está muy pendiente del estado de su estrella, Lionel Messi, que ha venido entrenándose al margen por un golpe en la espalda y las costillas que sufrió el pasado 28 de mayo en una amistoso ante Honduras.

El delantero del Barcelona está además prácticamente recién llegado de España, donde el día 2 de junio tuvo que declarar en el juzgado por un caso de fraude fiscal.

Mientras, Chile, quinta en la clasificación FIFA, recupera físicamente a dos de sus pilares, Arturo Vidal y Claudio Bravo, aunque vive un momento de dudas por los dos amistosos que perdió antes de viajar a Santa Clara, contra Jamaica (1-2) y México (1-0).

Desde que ambas selecciones se midiesen en la final de la Copa América del 2015, ha habido algunos cambios.

Chile reemplazó como seleccionador al argentino Jorge Sampaoli por el hispano-argentino Juan Antonio Pizzi, aunque sigue con un bloque de jugadores casi intacto (hasta diez titulares podrían repetir mañana respecto a aquella final).

‘La Albiceleste’ mantuvo a su técnico, Gerardo ‘Tata’ Martino, pero cambió a más futbolistas, sobre todo en defensa.

En cualquier caso, la doble campeona del mundo, que no vence un gran título de selecciones desde hace 23 años, aún tiene en la retina esa final perdida en el 2015 contra Chile en la tanda de penaltis.

A pesar que ya se volvieron a enfrentar desde entonces (este año en las eliminatorias del Mundial del 2018 con triunfo de ‘La Albiceleste’), los aires de revancha están latentes por la parte argentina.

Entre los chilenos, que vencieron el pasado año su primer gran título internacional, existe la responsabilidad del campeón y el deseo de reivindicarse ante un rival de talla después de los últimos tropiezos.

“No somos de esperar noventa minutos atrás y más ante una selección como la Argentina, que juega muy bien y que tiene individualidades que cambian el partido en fracciones de minuto”, sostuvo el capitán Claudio Bravo, portero del Barcelona.

Pizzi, que ha perdido al creativo Matías Fernández por una lesión en la rodilla, tendrá a disposición su once casi ideal, mientras que Martino aguardará hasta última hora por Messi.

Si no jugase, Nico Gaitán, inminente refuerzo del Atlético de Madrid, se perfila como su sustituto.

Los medios Lucas Biglia y Javier Pastore, ambos con problemas físicos, darán paso a Augusto Fernández, del Atlético de Madrid, y a Ever Banega, del Tottenham, respectivamente.

El historial entre ambos vecinos del Cono Sur sonríe a Argentina, que en 82 ocasiones venció 54 veces, empató 22 y perdió solo 6 veces.

Alineaciones probables:

Argentina: Sergio Romero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Ramiro Funes Mori, Marcos Rojo; Augusto Fernández, Javier Mascherano, Éver Banega; Ángel Di María, Sergio Agüero y Lionel Messi o Nico Gaitán.

Chile: Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara, Jean Beausejour; Marcelo Díaz, Charles Aránguiz, Arturo Vidal, Fabián Orellana; Alexis Sánchez y Eduardo Vargas.

Árbitro: el uruguayo Daniel Fedorczuk.

Estadio: Levi’s Stadium de Santa Clara, California.

EFE