El grupo de 58 árbitros que se encargará de hacer valer la justicia en el terreno de juego durante la Copa América Centenario se reunió hoy para realizar las últimas actividades de preparación previas al torneo.Colegiados, asistentes y reservas de 18 países de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Futbol (Concacaf) y la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol), trabajaron ejercicios de campo y aula.

Esto último con el fin de prevenir algunas situaciones de juego y otros incidentes que se pudiesen suscitar a lo largo del torneo.

“Preparamos a los árbitros no sólo con trabajo en aula, sino también de campo, con el objetivo de entrenar con jugadores y situaciones de juego, que ellos enfrentarán después con situaciones reales en el certamen”, declaró el Presidente de la Comisión de Árbitros de la Copa América Centenario, el brasileño Wilson Seneme.

Asimismo, el dirigente explicó la importancia de que los designados se hayan informado conjuntamente sobre el sistema de regulación que se implementará en la competencia y explicó algunos de los motivos de la reunión.

“Queremos hablar una sola lengua: las reglas del juego en la cancha. Nos reunimos para planificar, ajustar conceptos, tener consistencia entre las dos Confederaciones y compartir criterios para hacer lo mejor durante los partidos”.

“Queremos que los jugadores reconozcan la calidad de los árbitros que hay aquí. Contamos con árbitros de talla mundialista, del mismo nivel de estos jugadores. Los árbitros están para cumplir bien con sus responsabilidades y por ello deben estar muy bien preparados”, justificó Seneme.

Los colegiados mexicanos que verán acción en la Copa América son Roberto García Orozco como silbante central, José Luis Camargo y Alberto Morín como asistentes.

NTX