Por una amplia mayoría, la FIFA, reunida aquí en congreso extraordinario, aprobó hoy una reforma de sus estatutos que limita a un máximo de doce años el mandato de sus presidentes en el marco de la adopción de un paquete de reformas destinado a mejorar la transparencia y credibilidad del organismo.La decisión es una de las más importantes del paquete de reformas aprobado en la sesión matinal del congreso, que incluye además la publicación de los salarios e ingresos del presidente y de los directivos de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

Fue adoptada por 179 votos a favor, 22 en contra y seis abstenciones por los delegados de los 207 países miembros del organismo con derecho a voto.

En la práctica ningún presidente de la máxima autoridad del fútbol mundial podrá superar de ahora en adelante más de tres mandatos de cuatro años.

El último presidente del organismo, el suizo Joseph Blatter, actualmente inhabilitado, presidió la FIFA desde 1998 hasta 2015, durante 17 años, y su predecesor, el brasileño Joao Havelange fue presidente durante 24 años, entre 1974 y 1998.

Entre las nueve grandes propuestas de reforma también figura la publicación de los salarios de los mandatarios del organismo y la separación de las funciones “políticas” y de gestión de la dirección de la FIFA.

Asimismo se crea un consejo, con 36 miembros, en sustitución del comité ejecutivo y se incrementará el control financiero de la organización que rige el balompié mundial y se verificará la integridad de sus directivos.

El paquete de reformas también prevé un aumento de la vigilancia de las federaciones nacionales y el aumento del papel de las mujeres en la FIFA, en la que están prácticamente ausentes, así como del compromiso con los derechos humanos de la organización, con sede en Zurich, Suiza.

Las principales líneas de reforma fueron diseñadas por una comisión presidida por el abogado suizo y ex director general del Comité Olímpico Internacional (COI) François Carrard.

“Queremos reenfocarnos y poner al fútbol en el centro y nada más (…) hay que restaurar la confianza”, declaró esta mañana el presidente de la FIFA en funciones, Issa Hayatou, en el discurso de inauguración del congreso con en el que la organización busca dar un vuelco a los escándalos que la persiguen desde el año pasado.

La aprobación del paquete de reformas fue la decisión más importante tomada en la jornada matinal por los más de doscientos delegados de las federaciones nacionales que participan en el congreso que en la tarde local votará la elección de un nuevo presidente de la FIFA entre cinco candidatos.

NTX