El apoyador Jon Beason, quien jugara para Panteras de Carolina y Gigantes de Nueva York, anunció su retiro después de nueve temporadas en la NFL, debido a las múltiples lesiones que lo aquejaron en el último lustro.Su más reciente recaída física fue en la rodilla, en una lesión que incluso requirió de cirugía, pero perderse 51 partidos desde 2011 a la fecha orilló al producto de la Universidad de Miami a tomar esta decisión.

“Siempre traté de dar todo, de ser competitivo y quería continuar jugando a un alto nivel. Alcancé algo de éxito, no podía haber escrito una mejor historia, ser elegido en primera ronda y debutar en la NFL fijando un récord de tackleadas para el equipo. Soy muy afortunado por haber tenido ese momento”, confesó en un comunicado.

El hombre de 31 años de edad fue seleccionado en la primera ronda del Draft 2007 por la franquicia de Charlotte y permaneció ahí hasta el amanecer de la campaña 2013, pero sólo tuvo regularidad en los primeros cuatro años.

En ese lapso disputó todos los encuentros posibles del calendario regular y siempre como titular, además de 2008 a 2010 fue invitado indiscutible para el Tazón de los Profesionales.

En octubre de 2013, los “felinos” lo mandaron con Gigantes a cambio de un pick de séptima ronda en el Draft de 2014 y después de un gran ciclo de debut con los neoyorquinos, la cuestión física le ganó la batalla y no volvió a brillar en la “Gran Manzana”.

“Fue extremadamente difícil y desafortunadamente inconsistente la última parte de mi carrera. Sé que esas cosas no estaban en mis manos y no había nada que pudiera hacer”, lamentó.

En total, Beason disputó 93 cotejos, 90 en la alineación inicial, acumuló 829 tackleadas, 33 pases defendidos, 10 intercepciones, cuatro capturas y forzó tres balones perdidos.

Entre su largo historial de lesiones, el defensivo padeció problemas en el pie, en el dedo del pie y en la rodilla, precisamente ésta última zona fue la que provocó su adiós definitivo, incluso a petición de los doctores que analizaron su caso.

NTX