La alemana Angelique Kerber, cuarta favorita, campeona este año en el Abierto de Australia, se colocó en las semifinales de Wimbledon, por segunda vez en su carrera, al derrotar este martes a la rumana Simona Halep por 7-5 y 7-6 (2) en 91 minutos, y dio un paso más en su objetivo de convertirse en nueva número uno del mundo.

Si la alemana logra el título y la estadounidense Serena Williams no accede también a la penúltima ronda hoy (tiene partido contra la rusa Anastasia Pavlyuchenkova), Kerber será la próxima número uno del mundo el lunes 11 de julio.

Kerber se enfrentará en semifinales con la ganadora del encuentro entre la estadounidense Venus Williams (8) y la kazaja Yaroslava Shedova.

 

EFE.