El extremo argentino Ángel Di María reveló las razones que lo impulsaron abandonar las filas del club inglés Manchester United para unirse al París Saint-Germain, entre las cuales están problemas con el técnico holandés Louis van Gaal.

“Honestamente no era feliz. Fue muy complicada la temporada pasada, no jugaba mucho, veía la Champions League por televisión a pesar de haberla ganado meses antes, no me llevaba bien con el entrenador, mi familia no estaba cómoda y mi hija sufría mucho”, declaró.

“Cuando llegó el receso invernal supe que no había motivos para quedarme, y cuando viajé a la Copa América la decisión estaba tomada”, explicó el “Fideo” al diario “Le Parisien”.

El mayor motivo que lo llevó a aceptar la oferta del equipo de la capital francesa fue por su familia, la cual se encuentra mejor adaptada a la ciudad, de la misma manera que lo hizo en Madrid o en Lisboa, donde jugó para Real Madrid y Benfica, respectivamente.

“Hasta el momento estamos muy feliz, creo que unirme al PSG fue la decisión correcta. La vida en Inglaterra es muy diferente, muchos sudamericanos son capaces de adaptarse, pero para otros es más complicado”, comentó Di María.

Gracias a su paso por España, Inglaterra y Francia, y al ser elemento de la selección de Argentina, el “pampero” ha tenido la oportunidad de compartir el vestidor con grandes figuras a nivel internacional.

Pese a ello, se dijo particularmente sorprendido por el desempeño del delantero sueco Zlatan Ibrahimovic, quien está “al mismo nivel de Messi y Cristiano Ronaldo”.

Ángel Di María tendrá la oportunidad de volver a disputar la Champions League cuando el PSG reciba, en el estadio Parque de los Príncipes, al sueco Malmo este martes 15 de septiembre a las 20:45 horas locales (13:45 del centro de México).

NTX