El británico Andy Murray, vigente campeón del torneo de Wimbledon, se ha marcado como objetivo asaltar el primer puesto del ránking mundial, en poder ahora del serbio Novak Djokovic.

Este lunes, en una rueda de prensa que tuvo lugar en el All England Lawn Tennis and Croquet Club, sede del ‘major’ británico, al suroeste de Londres, Murray atendió a los medios de comunicación y aseguró que “es posible” que pueda hacerse en el futuro con el número uno del ránking.

“Es posible que sea un día el número uno del mundo, y prefiero ponerme el listón alto. Pero la gente olvida lo que Novak ha hecho en los últimos 18 meses, en los que casi no ha perdido encuentros”, comentó tenista de Dunblane, número dos del mundo.

“Para que pueda conseguir todo lo que él ha conseguido necesito hacer siempre mi mejor juego y derrotar a Novak cuando nos enfrentemos”, añadió.

La victoria en el All England Club le ha permitido a Andy reducir ligeramente su desventaja en el ránking con el serbio, que se mantiene en lo más alto de la clasificación con 15.040 puntos, por los 10.195 del tenista de Dunblane.

Djokovic, ganador este año en Melbourne y París -en ambas finales tras derrotar a Murray-, cayó contra pronóstico en tercera ronda de Wimbledon a manos del estadounidense Sam Querrey, por 7-6 (6), 6-1, 3-6 y 7-6 (5) en dos horas y 56 minutos.

“Perder las dos finales este año me ha motivado mucho. Ganar Wimbledon y Grand Slams, ese es mi cometido, lo que tengo que hacer. Además, este año tenemos los Juegos Olímpicos, que también son muy importantes”, aseguró Murray, que defiende en Rio de Janeiro la medalla de oro ganada hace cuatro años en Londres.

 

EFE