Una gran trayectoria, tanto en los clubes que ha militado como en la selección mexicana de futbol, respalda a Andrés Guardado, quien será una de las piezas clave en el proceso del técnico colombiano Juan Carlos Osorio rumbo a la Copa del Mundo 2018, lo que podría ser su cuarto mundial.

Nacido en Guadalajara el 28 de septiembre de 1986, Guardado Hernández debutó con Atlas en 2005 y de inmediato llamó la atención del entonces técnico nacional Ricardo La Volpe, quien lo llevó a su primera Copa del Mundo en Alemania 2006.

De ahí en adelante la carrera del “principito” Guardado fue en ascenso y tras un buen Mundial su destino fue el futbol europeo, de manera específica con Deportivo La Coruña con el que participó cinco temporadas.

En la campaña 2012-2013, el mexicano fue transferido al Valencia donde permaneció un par de temporadas antes de llegar al Bayer Leverkusen de Alemania en la 2013-2014 y posteriormente a su equipo actual el PSV de Holanda, donde comparte alineación con su compatriota Héctor Moreno.

El mediocampista se ha convertido en una de las joyas del equipo holandés y con el que hasta el momento lleva un par de goles, aunque su misión es más creativa al surtir de balones a sus compañeros.

Con la selección mexicana de futbol ha participado en 41 encuentros oficiales, en los cuales tiene cuatro anotaciones, incluido su gol en Brasil 2014 durante el juego en que México venció a Croacia 3-1.

Guardado al igual que sus compañeros comenzará este viernes su camino al mundial ruso, lo que representaría para el jalisciense su cuarta participación luego de estar presente en Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

Con su amplia experiencia y ante la baja de jugadores como Rafael Márquez y José de Jesús Corona se prevé que el motor del mediocampo mexicano sea el capitán del “Tri”.

NTX