El equipo de las Águilas del América arribó este día a Osaka, Japón, para disputar el Mundial de Clubes 2016.

El plantel dirigido por Ignacio Ambriz aterrizó a suelo nipón con el cambio de chip y enfocado en tener una digna participación en el certamen asiático, luego de quedar eliminado en las semifinales del Torneo Apertura 2015 de la Liga MX a manos de Pumas de la UNAM.

“Ahora en el Mundial de Clubes tenemos que ser muy inteligentes; tenemos que demostrar por qué estamos aquí, no solamente venir a competir sino buscar ser campeones”, mencionó el atacante Oribe Peralta.

“Cepillo” Peralta no mostró conformismo y destacó que “la meta del equipo es ser campeón y en lo personal aportar lo mejor para el equipo”.

América se medirá en la madrugada del domingo en Osaka al cuadro chino Guangzhou Evergrande en los cuartos de final y en caso de avanzar a semifinales chocará ante Barcelona el 17 en Yokohama.

El atacante argentino Darío Benedetto valoró la importancia de disputar un Mundial de Clubes.

“Los jugadores vivimos para este tipo de momentos, son los únicos que vivimos. Este torneo significa mucho para todos, quieren jugarlo y deseamos llegar lo más lejos posible”, comentó el pampero.

NTX