Ignacio Ambriz enfatizó que su único compromiso con el América es el de conseguir el título, ya que tras un semestre sin título, es imposible comprometerse únicamente con trabajar.

“Cuando llegué me comprometí a trabajar con mucha humildad, hoy me comprometo a conseguir muchos títulos, el traer a Jesús (Moreno), William (da Silva) y a Brian (Lozano), hace que el equipos sea más fuerte, vamos a tratar de jugar de distintas maneras, estos 100 años a sacar títulos para darle muchas alegrías a la gente”, dijo.

Dejó en claro que no deben existir ningún tipo de excusas para que el equipo no solo consiga buenos resultados, sino que lo haga ofreciendo un desempeño importante.

“No tenemos pretextos para jugar bien, correr mucho y ganar, pero debemos ir partido a partido, pero debemos empezar con el pié derecho”, resaltó.

En conferencia de prensa en la presentación de sus refuerzos, el estratega se mostró contento por la llegada de dichos jugadores, los cuales consideró harán más fuerte al equipo.

“Lo veo como un equipo más dinámico, ser más agresivos en casa, necesitamos entender las fases del juego cuando debemos presionar en zona 1 como lo llamo, y creo que el equipo lo va entendiendo”, dijo.

Agregó que “ganó mucho cuando se queda casi el 100 por ciento de la plantilla, William conoce el trabajo, Jesús también y Brian hemos hablado con él y va entendiendo”.

Por otra parte, Ambriz refirió que durante su primer semestre cometió errores como el no haber explicado de mejor forma su frase de “jugar con el cuchillo entre los dientes”.

“Me pude haber equivocado en eso o se los fundamente mal o yo no supe como fundamentarlo, pero eso de jugar con el cuchillo en los dientes era algo muy mío, nunca dar una pelota perdida”, expuso.

Indicó que “me responsabilizo de eso, así como cuando los felicite por pelearse, se mencionó demasiado, se me criticó, pero me hizo ser más responsable de esto”.

Explicó que “hoy mi responsabilidad de tranquilizar a los jugadores, debemos tener cabeza fría, tener una disciplina que nos permita no quedar fuera de una semifinal que nos hubiera permitido jugar una final”.

NTX