Ignacio Ambriz, entrenador del América, afirmó, tras ganar al Mazembe congoleño en el encuentro por el quinto puesto del Mundial de Clubes, que acabó “muy satisfecho de la reacción” de su equipo tras haber caído en los cuartos de final ante el Guangzhou Evergrande.

“Debo decir que, después de la decepción de perdernos la semifinal, me he quedado muy satisfecho con la reacción del equipo”, manifestó después de que su equipo venciera en el estadio Nagai de Osaka al Mazembe por 2-1.

No obstante, admitió que “quería ganar por un margen mayor” y que no fue “un partido fácil, como refleja el marcador”, ante un rival que “tiene muchísima potencia y velocidad, y presionó a nuestra defensa, aunque resistimos”.

“Ya dije antes del partido que queríamos ganar, y lo hemos hecho. Controlamos el partido y mantuvimos bien la pelota. Conseguimos que el rival no tuviese más que unas cuantas oportunidades, y creo que el esquema que usamos era el adecuado. Pero aun así considero que no fuimos suficientemente resolutivos”, apuntó.

Osvaldo Martínez, declarado mejor jugador del encuentro, indicó que querían “ofrecer un buen rendimiento en este torneo a toda costa”, y añadió que a pesar del resultado siguen “pensando que no hemos respondido a nuestras propias expectativas aquí, en Japón”, dijo.

“No estamos totalmente satisfechos con nuestro desempeño, aunque terminar con una victoria es algo agradable”, comentó.

 

EFE