Pese a que se ha mencionado que su puesto al frente de América podría estar en riesgo en caso de un resultado adverso ante Dorados, el técnico Ignacio Ambriz afirmó tener plena confianza que el equipo enmendará el camino.”El equipo está muy consciente que tenemos que ganar. Yo estoy bien, tranquilo, me gusta hablar de fútbol que es a lo que me dedico, lo demás todos tenemos derecho a opinar y a decir las cosas como se sienten y estoy muy tranquilo para este partido”, aseveró.

Entrevistado en la Terminal 2 del AICM, el estratega descartó que la presión en su contra pueda afectar el rendimiento de los jugadores.

“No, es contra de mi, no es contra el grupo no tiene porque afectarle ellos son profesionales y todos nos dedicamos al fútbol, entonces hoy simplemente sólo les pido que estemos tranquilos que mañana hagamos un muy buen partido para sumar puntos”, indicó.

Asimismo, negó que este juego sea el de mayor presión para él desde que está al frente del cuadro de Coapa.

“No, ninguno la presión para mí es amanecer con vida y después preocuparme porque mis hijos estén bien”, aseveró el estratega azulcrema.

Comentó desconocer si se juega el puesto, y que solo se enfoca en corregir los errores que tuvieron ante Pachuca. “No sabría decirte (si me juego el puesto) hemos trabajado bien, corrigiendo detalles que nos faltaron ante Pachuca y hay que esperar mañana”, estableció.

Finalmente, sobre los nombres que se mencionan para ocupar su puesto, explicó que él solo se dedica a trabajar sin poner atención a los rumores.

“Me dedico a entrenar a un equipo y si se maneja, ellos mejor lo sabrán

Y no me espanto de nada, hemos trabajado al cien por ciento y debemos hacer un partido perfecto para sacar un buen resultado”, sentenció.

El defensa paraguayo Miguel Samudio saldrá a la banca al no estar al cien por ciento, mientras que Paul Aguilar está al 90 por ciento.

NTX