El director técnico de Chivas de Guadalajara, el argentino Matías Almeyda, se mostró comprometido con su nueva faceta en el club y su máximo objetivo es que durante dos años no se compren jugadores.Almeyda afirmó que su máximo cargo es dirigir al “Rebaño Sagrado”, sin embargo, tendrá poder en las fuerzas básicas como un dirigente deportivo para visorear el talento que pueda ser considerado para el primer equipo.

“La función es la misma, soy el entrenador de Chivas, mi objetivo es que el equipo juegue de la mejor manera, que sea protagonista. Tratar de mejorar y después involucrarme un poco más en el futbol de Chivas, teniendo conexión directa con la gente de Fuerzas Básicas, metiéndome más a lo que es el futbol”, expresó.

En conferencia de prensa subrayó que el objetivo es “desarrollar un proyecto pensando a futuro, en un par de años Chivas no debe salir a comprar jugadores”.

“El Pelado” es consciente de las dificultades que atraviesa Guadalajara para adquirir jugadores, deben de ser mexicanos y en el mercado los precios suben para el cuadro tapatío, así que espera nutrirse de sus fuerzas básicas por sí solo.

Sin sentirte que será eterno en el club rojiblanco al compararse con el brasileño Ricardo Ferretti o el escocés Alex Ferguson, quienes han estado o estuvieron al frente de sus equipos por varios años, Almeyda enfatizó la tarea que tiene es formar futbolistas completos, que vayan más allá del trabajo de campo.

“Ojalá tenga el 70 por ciento de los resultados de los dos entrenadores (‘Tuca’ y Ferguson). Obviamente mi planteo interno es por qué buscar jugadores si los podemos formar acá, es más trabajo, más dedicación y más ojo fino para elegir futbolistas, empezar a formar”, planteó.

Añadió que “Chivas es muy grande como para comprar ocho jugadores por temporada, ese margen se tiene que achicar conforme pase el tiempo”.

Prácticamente quiere a elementos que sientan un vínculo importante con Chivas en diversos aspectos, que sientan la playera, pero para eso es muy importante tener una base, así como el propio técnico la tuvo cuando se formó en River Plate.

“Transmitir otro tipo de idea tomando en cuenta que nací en River, desde los 8 años jugaba en un mismos sistema. Involucrar a nutrición, cuidado personal, familias y estar cerca de ellos porque necesitamos que tengan el sentido de pertenencia que deben tener”, agregó.

También refirió que “he visto que en muchos partidos ganan y los jóvenes no gritan los goles, eso me molesta muchísimo. Son detalles de sentido de pertenencia, tienen que amar esta camiseta y el club tiene montón de herramientas para sacar jugadores de verdad”.

Para su nueva labor, Matías Almeyda no piensa en traer gente de su país, sabe que en el mismo club hay elementos que puede ayudarlo en formar este proyecto, por ejemplo se fijó en Israel Castro, pero éste no pudo al querer continuar su trayectoria en el futbol estadunidense.

NTX/GAGO/MGC