Una sólida Alemania cuajó este martes su mejor partido de esta Eurocopa con un aluvión de ocasiones y el dominio total del centro del campo, aunque sólo Mario Gomez logró hacer gol ante una Irlanda del Norte replegada y sin filo que todavía opta a clasificarse para octavos de final.

Con su victoria de esta noche en el estadio Parque de los Príncipes de París, Alemania acaba primera del Grupo C (7 puntos), seguida de Polonia (7), Irlanda del Norte (3) y Ucrania (0).

Los germanos se medirán contra el tercero del grupo A, B o F el próximo domingo en Lille, mientras que Irlanda del Norte tendrá que esperar a que concluya este miércoles la fase de grupos para saber si se clasifica por primera vez en su historia para octavos de final de una Eurocopa.

El seleccionador alemán, Joachim Löw, acertó con el esquema táctico, sentando de inicio al centrocampista Julian Draxler en beneficio de Mario Gomez, delantero titular con Thomas Müller como falso nueve y Götze por banda izquierda.

El tridente germano encontró la efectividad que echó en falta ante Ucrania (2-0) y Polonia (0-0), acompañado por un afinado Özil que volvió locos a los norirlandeses entrando por banda derecha.

Alemania, que salió como un tanque vio como Gomez sumaba su 28ª diana con la “Nationalmannschaft” y cerraban la fase de grupos sin encajar, mientras que los norirlandeses renunciaron a la pelota y lo apostaron todo al contraataque, con Washington en punta y sin premio.

El rodillo alemán, con las piezas bien engrasadas desde el inicio, tuvo su primera ocasión en el minuto 7, cuando Özil sirvió un precioso balón al centro del área que Müller estrelló contra el portero.

Después llegó otra oportunidad para el propio Özil y seguidamente fue Götze el que tuvo el gol en sus botas, mientras que los de Michael O’Neill lo intentaban con balones largos para un solitario Washington.

Sonaba la pegadiza “Will Grigg’s on Fire” en el fondo norirlandés en el que atacaba Alemania cuando en el minuto 23 Müller volvió a gozar de otra clara oportunidad que tampoco supo transformar y se fue rozando el palo.

Pero tres minutos después Alemania por fin encontró portería gracias a una triangulación que inició Özil, acomodó Gomez y devolvió Müller hacia atrás para que el propio Gomez colocara el balón en la red de McGovern, con la defensa norirlandesa vendida.

Los alemanes no se relajaron y cinco minutos después Müller estrelló un magnífico centro de Mario Gomez en el travesaño, poco antes de que concluyera una primera mitad en la que Alemania tiró 12 veces a puerta, por un tímido intento de Irlanda del Norte.

Sin cambios en el descanso en ninguno de los dos equipos, Alemania volvió a insistir desde el inicio del segundo tiempo, donde la primera ocasión clara llegó con un disparo de Götze que se marchó lamiendo el palo, poco antes de ser sustituido por Schürrle.

Los norirlandeses no bajaron los brazos, e incluso llegaron a inquietar la portería germana en una contra que la zaga resolvió con autoridad, mientras en el plano ofensivo Khedira y Gomez seguían probando los reflejos del meta de Irlanda del Norte.

O’Neill reaccionó retirando a Washington y dando entrada al delantero del Norwich City Kyle Lafferty, estrella norirlandesa que repitió como suplente, a lo que Löw respondió retirando a Khedira para dar entrada a Schweinsteiger, que llegó físicamente tocado a la Eurocopa.

En la recta final del partido, con los del Úlster entregados al dictado ofensivo de la campeona del mundo y visiblemente cansados, lograron evitar que los germanos cerrasen un marcador más abultado pese a las reiteradas oportunidades de Özil o Gomez.

Si el partido acabó con victoria por la mínima de Alemania, pese la diferencia de goles se anunciaba crucial para decidir el liderato del grupo, es en gran parte culpa la tuvo el portero McGovern, el mejor de los chicos de Belfast.

– Ficha técnica:

0 – Irlanda del Norte: McGovern; J. Evans, Cathcart, McAuley, Hughes; Dallas, Nortwood, Davis (C), C.Evans (M.Ginn, m. 85), Ward (Magennis, m. 70); y Washington (Lafferty, m. 59).

1 – Alemania: Neuer (C); Hector, Hummels, Boateng (Höwedes, m. 76), Kimmich; Khedira (Schweinsteiger, m. 69), Özil, Müller, Kroos; Götze (Schürrle, m. 56) y Gomez.

Goles: 0-1: Gomez, m. 29;

Árbitro: Clément Turpin (Francia). No amonestó a ningún jugador.

Incidencias: Partido de la tercera jornada del grupo C de la Eurocopa 2016 disputado en el Estadio Parque de los Príncipes de París ante unos 50.000 espectadores. EFE