El paraguayo Alejandro Domínguez, de 44 años, fue elegido hoy por unanimidad presidente de la Conmebol, y el colombiano Ramón Jesurún ocupará la vicepresidencia del organismo, que define su futuro en Asunción tras los escándalos de corrupción que salpican a varios de sus antiguos dirigentes.

Domínguez, hasta ahora presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, recibió el voto de las diez federaciones que conforman la Conmebol y fue también elegido para una de las vicepresidencias de la FIFA.

Por su parte, Jesurún, presidente del fútbol colombiano, es tras la votación el nuevo vicepresidente de la Conmebol, mientras que la segunda vicepresidencia recayó en Laureano González, presidente de la Federación Venezolana de Fútbol.

Domínguez encabezaba una candidatura de consenso que fue anunciada el fin de semana por González y que suponía la retirada del otro candidato en liza, el uruguayo Wilmar Valdez, que ejercía de presidente interino de la Conmebol.

Domínguez es el tercer paraguayo que preside la Conmebol tras Juan Ángel Napout, preso en Estados Unidos por el escándalo de corrupción de la FIFA, y Nicolás Leoz, en arresto domiciliario en Asunción y también investigado por la Justicia de Estados Unidos.

Napout fue detenido el pasado diciembre en Suiza, donde luego presentó su renuncia como presidente de la Conmebol, y posteriormente fue extraditado a Estados Unidos.

Leoz, de 87 años, fue presidente de la Conmebol hasta la asunción de Napout en 2013, y al igual que su sucesor está investigado por la presunta trama de corrupción que afecta a la FIFA y a otras organizaciones.

A mediados de enero la Fiscalía paraguaya allanó la sede de la Conmebol e incautó unos 10.000 documentos, entre ellos todos los contratos de la institución con empresas y otras entidades entre los años 2006 y 2013.

 

EFE