Alberto Contador, retirado del Tour de Francia por varias caídas, descartó hoy su participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro del próximo mes de agosto, después de someterse a pruebas médicas en las que se revelaron dos roturas fibrilares en el cuádriceps y el gemelo.

“En cuanto a las Olimpiadas, con el diagnóstico que ha dado el doctor Leyes, está prácticamente descartado. La cuestión no es si estoy recuperado o no de las lesiones, sino si puedo llegar en óptimas condiciones”, declaró Contador en la Clínica Cemtro de Madrid, donde ha sido atendido por el doctor Manuel Leyes, especialista en lesiones deportivas.

“A primera vista parece que no va a ser posible y habrá que centrarse en recuperarse y estar preparado para la Vuelta a España que es dos semanas más tarde y ahí yo creo que podré llegar”, añadió el ciclista pinteño.

Alberto Contador abandonó la ronda francesa en la novena etapa con cima en Arcalís y fue atendido este martes en Madrid por Manuel Leyes, especialista en la rehabilitación de deportistas profesionales.

El ciclista madrileño, ganador del Tour de Francia en 2007 y 2009, se retiró de la prueba cuando era vigésimo en la clasificación general, a 3 minutos y 12 segundos del líder, el ciclista británico Chris Froome (Sky). Es su segundo abandono en una gran vuelta, tras el del Tour 2014.

El doctor Leyes, que ya le atendió cuando sufrió la fractura de tibia que le costó la retirada en 2014, explicó que Contador padece una rotura fibrilar de grado II en el vasto intermedio de su muslo izquierdo y una rotura fibrilar en su gemelo izquierdo, además de “múltiples contusiones”, entre ellas una en el supraespinoso y el deltoides del hombro derecho.

“El hecho desafortunado de que las torturas afecten al cuádriceps y el gemelo de la pierna izquierda dificultan sobremanera el pedaleo. Para pedalear hace flexión plantar y le duele el gemelo, y si no lo hace tiene que utilizar el cuádriceps, y una porción de éste que es el vasto lo tiene roto, lo que le genera dolor y sobrecarga en el cuádriceps”, explicó.

El médico pronosticó un tiempo estimado de recuperación de unas cuatro semanas, de las cuales las dos primeras Contador debe estar “en reposo” y después iniciar “muy levemente” la recuperación.

Contador reconoció que el golpe anímico que representa no participar en los Juegos es “importante” ya que era para él “el segundo gran objetivo del año”, después del Tour de Francia.

“Este año los Juegos se caracterizaban por ser duros, atípicos para lo habitual, para escaladores, con puertos largos. Eran especialmente atractivos para mí. Tenemos un equipo nacional muy bueno con muchas opciones, yo creo que podía haber hecho una buena carrera, las cosas vienen como vienen y ya está. Parece que estamos en plazo para la Vuelta a España y eso me da un poco de consuelo”, añadió el ciclista pinteño.

Contador confió en que la Vuelta a España pueda disputarla “en condiciones” y que en la ronda española pueda contar con un Tinkoff con corredores “ilusionados y frescos”.

“Espero que sí se pueda hacer en condiciones. Para ello vamos a intentar hacer un buen equipo, que esté ilusionado, fresco, que no haya competido mucho todo el año. Quizás haya otros equipos con bloques más potentes, pero espero llegar en óptimas condiciones y jugar mis opciones, luego veremos qué podemos conseguir”, aseguró el ciclista madrileño, ganador de la Vuelta en 2008, 2012 y 2014.

 

EFE