El ala cerrada de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Rob Gronkowski regresó al campo de entrenamiento, tras una lesión en el muslo y perderse el juego inaugural frente a los Cardenales de Arizona.“Gronk” practicó a limitada capacidad en la semana pasada antes de ser descartado el viernes para el partido de la semana uno y su lugar fue ocupado por Martellus Bennett, quien tuvo tres recepciones y 14 yardas.

El equipo de Massachusetts fue capaz de sorprender a los Cardenales, a pesar de no contar con “Rob”, con el tacle ofensivo Nate Solder ni con el mariscal de campo Tom Brady, debido a una sanción de cuatro partidos.

El ofensivo neoyorkino registró durante la temporada pasada 87 recepciones para mil 403 yardas por pase y 14 anotaciones, hasta llegar al campeonato de la conferencia americana, donde cayeron frente a los Broncos de Denver.

Los “Pats” enfrentaran en el Gillette Stadium a su rival divisional en la semana dos en la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), los Delfines de Miami, quienes vienen de una derrota frente a los Halcones Marinos de Seattle.

NTX/