Patriotas de Nueva Inglaterra (8-0) enfrentará a un rival que suele “indigestársele” seriamente, cuando este domingo visite a Gigantes de Nueva York (5-4), en la jornada dominical de la décima semana de acción en la temporada 2015 de la NFL.Aunque este domingo hay duelos divisionales que resuenan con rencor entre los equipos participantes, como la visita de Detroit a Green Bay o la de Kansas City a Denver, es el duelo entre Patriotas y Gigantes el que llama la atención, por la historia entre ambos equipos.

En principio, estos dos rivales se enfrentan solo cada cuatro años, de acuerdo con la rotación de la NFL, sin embargo, los últimos tres han sido victorias para los neoyorquinos y dos de ellas han sido nada menos que en el Súper Tazón.

Tanto el entrenador en jefe Bill Belichick como el mariscal de campo Tom Brady deben tener bien presentes aquellas dos derrotas ante un equipo sobre el cual eran amplios favoritos en ambas ocasiones, pero que terminó arrebatándoles el Trofeo Vince Lombardi al imponerse por 17-14 en el Super Bowl XLII y por 21-17 en el XLVI.

Entre estos dos encuentros, “Pats” y Gigantes se enfrentaron una vez más, en la temporada 2011, también con triunfo para los de la “Gran Manzana”, al son de 24-20.

Incluso, en aquella ocasión fue en casa de Nueva Inglaterra, el Gillette Stadium, y esta vez chocarán cascos en el MetLife Stadium de East Rutherford, Nueva Jersey, terruño “gigante”.

Con estos antecedentes y a pesar de su paso tambaleante en lo que va del año, no debería de ser sorpresa que los neoyorquinos dirigidos por Tom Coughlin y con Eli Manning en el quarterback fueran los primeros en pegarle esta temporada al tandem Belichick/Brady.

Los números, no obstante, favorecen ampliamente al vigente campeón de la NFL, que ostenta a la segunda mejor ofensiva, que promedia 420.2 yardas y 34.5 puntos por partido, en tanto su defensiva es la octava mejor de la Liga, luego que admite 334 yd y 17.9 puntos por encuentro.

Del lado local, su ataque es apenas el número 21 de la temporada, con 349.7 yd y 27.4 puntos logrados por partido, pero lo verdaderamente preocupante para Coughlin es que su defensiva es la peor de la NFL, al admitir 422.6 yd y 25.1 puntos en cada cotejo.

Otro duelo que sacará chispas en esta jornada dominical es la visita de Leones de Detroit (1-7) a la “tundra” del Lambeau Field para enfrentar a un Empacadores de Green Bay (6-2) que busca retomar el camino de la victoria tras perder el invicto y ligar dos derrotas consecutivas.

Aunque los “felinos” han tenido una temporada infame, cabe señalar que su primera victoria del año, aunque cayó hasta la séptima semana de acción, fue precisamente ante otro rival divisional: el inconsistente Osos de Chicago (3-5) y a la semana siguiente perdió con Vikingos de Minnesota (6-2).

Para Green Bay, una victoria significaría no solo revertir la tendencia perdedora que ha seguido, sino la posibilidad de recuperar el liderato de la División Norte de la Conferencia Nacional, en caso de que Raiders de Oakland (4-4) pueda pegarle a Minnesota.

En otro frente, Broncos de Denver (7-1) buscará que Jefes de Kansas City (3-5) “pague el pato” por la derrota sufrida el domingo pasado a manos de Potros de Indianápolis (4-5), mientras la “tribu” llegará en busca del desquite por la derrota sufrida ante su gente en la semana dos, en el primer duelo de esta temporada entre ambos.

En aquel encuentro entre estos clásicos rivales de la División Oeste de la Conferencia Americana (AFC), el mariscal de campo de los “equinos”, Peyton Manning, se despachó con la cuchara grande, al pasar para 256 yardas y tres touchdowns.

Sin embargo, aunque ahora saldrá en calidad de local en el Sports Authority Field, la historia podría ser muy diferente, debido a los múltiples problemas de salud que ha sufrido el veterano de 18 temporadas, el más reciente: molestias en un pie que lo obligaron a perderse la práctica del miércoles.

De momento, Denver está instalado cómodamente en la cima del sector, donde su más cercano perseguidor es Oakland con su 4-4, en tanto Kansas City llegará a la Milla Alta en busca de mantenerse al acecho del sublíder del sector.

Otro juego que promete ser de pronóstico reservado es el que protagonizarán Acereros de Pittsburgh (5-4) y Cafés de Cleveland (2-7) en el Heinz Field, casa de los “metaleros”, sobre todo ahora que estos últimos volvieron a perder al mariscal de campo Ben Roethlisberger.

Aunque el “Big Ben” dijo en estos días que no se descarta su participación en el duelo ante Cafés, la lesión en la parte media del pie derecho que sufrió el domingo ante Oakland podría tenerlo hasta dos semanas fuera de actividad.

La ausencia de Roethlisberger podría ser una gran noticia para una defensiva de Cleveland que ha sufrido en serio en esta campña y que se encuentra en el puesto 29 de la Liga, con promedios de 401.6 yardas y 27.4 puntos admitidos por encuentro.

Por último, cabe resaltar la visita que realizará el novato sensación de Titanes de Tennessee (2-6), el quarterback Marcus Mariota, al invicto Panteras de Carolina (8-0).

Juegos para la jornada dominical de la semana 10:

Detroit – Green Bay

Dallas – Tampa Bay

Carolina – Tennessee

Chicago – San Luis

Nueva Orleans – Washington

Cleveland – Pittsburgh

Jacksonville – Baltimore

Minnesota – Oakland

Nueva Inglaterra – Gigantes NY

Kansas City – Denver

Arizona – Seattle

Descansan: Atlanta, Indianápolis, San Diego y San Francisco.

NTX