Acereros de Pittsburgh echará de menos a dos de sus estrellas ofensivas para el duelo divisional del domingo, frente a Broncos de Denver, pues esta tarde descartó al receptor Antonio Brown y al corredor DeAngelo Williams.De acuerdo a su reporte de lesionados oficial, aún está en vilo la participación del mariscal de campo Ben Roethlisberger, quien ostenta sólo el 50 por ciento de probabilidades de aparecer sobre el campo del Sports Authority Field.

La baja de Brown se debe a que está inscrito en el protocolo de conmoción y de este modo dejará “huérfano” el ataque aéreo de los “metaleros” por primera vez en la presente temporada, considerando la etapa regular y los playoffs.

“Hemos estado sin algunas personas antes, es la naturaleza del juego. Esta semana no será diferente desde esa perspectiva. Antonio ha sido un contribuyente importante a lo largo de la temporada. Pero estoy emocionado por verlos ajustarse, adaptarse y observar jugadas que provienen de otros lugares”, admitió el entrenador Mike Tomlin.

Las opciones para suplir al producto de la Universidad Central de Míchigan son Markus Wheaton, Martavis Bryant, Darrius Heyward-Bey y Sammie Coates, quienes deberán lucirse ante la mejor defensiva de la Liga.

Por su parte, Williams presenta una lesión en el pie, la cual le impidió acudir a los tres entrenamientos celebrados antes del viaje rumbo a la Milla Alta y que también lo privó de disputar el juego de comodín en casa de Bengalíes de Cincinnati la semana pasada.

Respecto al “Big Ben”, su problema radica en el hombro derecho, practicó de forma limitada miércoles y jueves, mientras que este viernes trabajó sin problemas y el propio coach Tomlin subrayó que “hizo un buen trabajo”.

“Hizo todo lo que le pedimos. Fui muy específico en las indicaciones que le di. Quería ver una variedad de envíos, quise ver lo suficiente, no más”, explicó, al finalizar la última sesión de prácticas, para triunfar en Colorado y avanzar al juego de campeonato en la Conferencia Americana (AFC).

NTX