Once plazas olímpicas consiguió el equipo mexicano de clavados para Río 2016, después de la última aportación de Dolores Hernández y Melany Hernández, quienes lograron dos lugares en el trampolín de 3 metros individual femenil en la Copa del Mundo de Río de Janeiro.

  En el Centro Acuático María Lenk, misma sede de la justa veraniega el próximo mes de agosto, las dos mexicanas, quienes representan a una nueva generación en esta prueba, cumplieron con el requisito de ubicarse entre las dieciocho semifinalistas para obtener las plazas olímpicas en disputa.

 La veracruzana Dolores Hernández quedó séptima de la preliminar con 321.70 puntos y Melany Hernández, de Jalisco, quinceavo con 291.15, tras cinco rondas en las que intervinieron 54 clavadistas. El ranking lo encabeza la italiana Tania Cagnotto, con 348.65, seguida de las chinas Shi Tingmao (344) y He Zi (342.70). La semifinal y final están programadas para este martes.

  Aunque faltan dos jornadas para concluir el programa de la vigésima edición de la Copa del Mundo FINA de Clavados, el equipo mexicano ya consiguió el tope de plazas olímpicas posibles para Río, debido a que en la plataforma de 10 metros varonil se cuenta con los dos lugares posibles para el país.

Cabe mencionar que las once plazas para Río 2016, igualan las conseguidas hace cuatro años para Londres, cuando se alcanzó el máximo histórico de lugares en clavados para Juegos Olímpicos, faltando solamente una prueba de participación tricolor, el trampolín de 3 metros sincronizados femenil, donde no se obtuvo el pase.

 Por la tarde de este lunes se tiene programada la semifinal de trampolín 3m individual con la participación de Rommel Pacheco y Rodrigo Diego, quienes de avanzar entre los doce primeros accederán a la disputa de preseas.

COMUNICACIÓN